Luis Bedoya: hay que soñar con cosas mejores

Uno de los grandes ganadores con la clasificación a Brasil 2014. La elección de José Pékerman, su gran acierto.

Estos cuatro años de camino hacia Brasil 2014 bien podrían ser los más fructíferos de la historia para la Federación Colombiana de Fútbol. Encabezada por Luis Bedoya, esta organización creció en el ámbito económico, deportivo y de infraestructura. Al comenzar a planificar la clasificación a esta Copa del Mundo se modificó el tema de mercadeo y patrocinadores, estableciendo que Bavaria no sería el único oficial, sino que habría espacio para otras empresas privadas.

Gracias a los buenos resultados obtenidos, poco a poco se unieron más aliados, llegaron tres marcas que le brindaron ayuda económica a la federación para crecer aún más. Aparte de eso se creó la figura de socios oficiales, que son cinco, y por otro lado el tema de productos oficiales y licenciados.

El timonazo en el momento indicado para darle paso al argentino José Pékerman como entrenador fue sin lugar a dudas la clave de este proceso que llevó a Colombia a volver a un Mundial después de 16 años. Ahora la idea de Bedoya es hacer una buena planificación para poder superar las presentaciones hechas en los cuatro mundiales a los que se ha asistido. En medio de la euforia y el calor de Barranquilla, Bedoya habló con El Espectador sobre este importante logro y los objetivos de la selección en Brasil.

¿Qué significa para usted ser el presidente que llevó a Colombia a un nuevo mundial?

En lo personal, es un gran orgullo y motivo de alegría. Llevo toda una carrera como directivo, comenzando desde abajo en la Dimayor y luego en la federación. Muchos años de trabajo duro. Es ver cumplidos los sueños y metas que en algún momento me puse. Además, ver la alegría en cada ciudad y pueblo me llena de un orgullo grande.

¿Cómo han sido estos cuatro años para usted?

Muy duros. Desde el comienzo de esta eliminatoria trazamos planes para hacer una reingeniería de la federación. La primera parte fue la de modificar los patrocinios para conseguir recursos. Al principio no hubo resultados deportivos, se aguantaron críticas, pero afortunadamente con ese apoyo interno se lograron resultados.

El cambio de un patrocinador único a varios, ¿ha sido una de las claves del éxito de este proceso?

Es el modernismo que exige el mundo del deporte profesional. Hoy tenemos que darles las mejores condiciones a nuestros seleccionados, eso requiere un gasto amplio que se está cubriendo cada vez más con ayuda de la empresa privada. Esa ha sido una gran ayuda para construir lo que hoy somos.

Definitivamente, ¿se dio el timonazo oportuno en el momento indicado?

El necesario. No tuvimos un comienzo típico. Fueron inconvenientes extrafutbolísticos y luego malos resultados. Tuvimos cabeza fría para tomar decisiones, nos criticaron mucho, pero hoy, con el objetivo cumplido, demostramos que la decisión fue la correcta.

¿Qué operativo se tiene planeado hasta ahora para el Mundial?

Hay muchas cosas por trabajar, por corregir. Ya hemos venido planeando desde hace un tiempo los temas logísticos, de programación, y creo que ahora haremos una evaluación con lo que quiera el cuerpo técnico para prepararnos y llegar de buena manera a Brasil 2014. Intentaremos hacer lo mejor.

¿Cuál es la ventaja real de ser cabezas de grupo en Brasil?

El arrancar así hace que no nos crucemos con equipos complicados en la primera fase. Ahora entrará a jugar el tema del sorteo, pero indudablemente es un beneficio.

¿Cómo manejar el tema del triunfalismo desaforado, típico de nuestra cultura?

Hay un gran trabajo en el interior del equipo para entender esos puntos que hemos vivido. Ahora los comunicadores deben hacerle entender eso mismo al país. Comienza el trabajo de preparar el Mundial buscando hacer una excelente campaña. No nos podemos creer campeones del mundo.

¿Qué objetivos tiene Colombia en Brasil 2014?

Tenemos que hacer un buen papel. Queremos superar lo hecho en mundiales anteriores y para eso debemos hacer una buena preparación y planificación.

Por fin se logró unir a todo el país en torno a la selección...

Yo no diría que ahora. Fue algo que se buscó desde el comienzo. Si la selección no cuenta con el apoyo del país, es difícil conseguir el objetivo. Por eso se logró ver esa unidad nacional.

Su sueño era ir al Mundial. ¿Ahora qué sigue?

Cada día hay que soñar con cosas mejores. Espero seguir haciendo las cosas bien para ver a Colombia en lugares cada vez más altos.