Millonarios empató 1-1 con Once Caldas en el Palogrande

El conjunto embajador abrió el marcador con anotación de Anderson Plata y Johan Arango igualó para el equipo de Manizales.

Once Caldas y Millonarios empataron 1-1 en partido por la sexta fecha de la Liga Postobón 2014 - II, disputado este domingo en el estadio Palogrande de Manizales.

El técnico Juan Manuel Lillo fue prudente en su planteamiento y jugó con un solo delantero, el guajiro Ánderson Plata, quien realizó su mejor presentación vestido de azul. Él solo se las arregló para incomodar a la defensa local y peleó a muerte todos los balones.

Once Caldas salió a matar y tuvo tres opciones claras de anotar en el primer cuarto de hora, pero luego se diluyó. Millonarios, en cambio, se fue adueñando de la pelota y comenzó a tomarse confianza, con Máyer Candelo, Rafael Robayo y Fabián Vargas, quienes eran los encargados de acompañar en ataque.

Apenas comenzó la segunda parte, los azules se fueron en ventaja. Ánderson Plata le robó un balón a Hárrison Henao, en la mitad de la ancha, corrió en solitario, enfrentó a José Fernando Cuadrado, lo eludió y definió con tranquilidad.

Pero la suerte no está del lado del equipo bogotano. Minutos después, en una contragolpe en el que pudo haber liquidado el juego, Fabián Vargas, quien llegó a rematar, chocó con un defensa blanco y salió lesionado. La ausencia del mejor jugador embajador del semestre se sintió de inmediato. Y aunque el Once Caldas no jugaba bien, llegó la igualdad en un tiro libre bien cobrado por Johan Arango, a los 62 minutos.

A pesar del gol, Millonarios no se metió atrás y siguió dándole manejo al juego. Hasta que Román Torres vio la roja por una falta sobre Edwards Jiménez, que lo deja fuera del clásico del próximo domingo (7:45 p.m.) ante Santa Fe en El Campín.

Los locales intentaron desequilibrar el juego, pero Millos lo supo aguantar. Lillo sacó a Plata y mandó a la cancha a Javier Reina, quien apenas tocó el balón. Eso sí, en el último minuto Jiménez, con un remate desde el borde del área, casi les da la victoria a los albos.

En la tabla poco significa el punto para los embajadores, que llegaron a nueve unidades y ocupan la octava posición. Anímicamente, sin embargo, el empate tiene un gran valor, porque seguramente le subirá la moral al plantel para los dos duros compromisos que vienen. El jueves enfrentará a la Universidad César Vallejo de Perú, por la Copa Sudamericana, con la necesidad de remontar el 2-1 de la ida, en Bogotá. Y el domingo jugará el clásico contra Santa Fe, un juego que la hinchada espera con ansiedad como revancha por las dos recientes victorias cardenales en la Copa Postobón.