A Millonarios no le llegó esta final por suerte: Páez

Para el técnico venezolano llegar a la última instancia de la Copa Colombia es una recompensa para todos los que están en la institución desde hace tiempo y no han ganado nada.

Con la tranquilidad que lo caracteriza salió el técnico Richard Páez al entrenamiento del martes, previo al partido más importante que hasta ahora ha tenido en el tiempo que lleva al frente de Millonarios, la final de la Copa Colombia.

Ansiedad o nerviosismo, son palabras que por ahora no están en el diccionario del exseleccionador de la vinotinto, mas sí sobriedad y calma ante lo que viene, el primer duelo de la final ante Boyacá Chicó.

“El equipo ha buscado esta final, no le llegó por un billete de lotería o por suerte nada más… ya se ha hecho participaciones en semifinales y ahora llegamos a una instancia superior a la que Millonarios llega con ganas, sólido, compacto y enfocado en lo que va a buscar, tal como deben llegar los finalistas”, dijo Páez en su primer contacto con la prensa antes de salir a preparar al equipo para el duelo en Tunja.

También tuvo elogios para el rival de turno, del cual alabó la forma como le ganó a Atlético Nacional la serie semifinal del torneo.

“Es un equipo que se ha ganado con méritos llegar a la final. Mostró ante Nacional que es un equipo compacto solidario, que no entrega un centímetro de la cancha o alguna pelota por disputar. Sabe ganar y tiene muy buena actitud cuando pasa de defensa a ataque, pero creemos en Millonarios, en lo que hacen nuestros jugadores y el por qué estamos en esta final”, añadió.

El técnico del equipo capitalino sabe que en Tunja deberá plantear un partido inteligente, pero no tan defensivo como el que hizo en Barranquilla ante Atlético Júnior, pues como él mismo lo dice, “íbamos ganando por diferencia de tres goles y con sólo 90 minutos por jugar (…) ahora vamos con una postura diferente porque nos enfrentamos ante Chicó partiendo del 0-0 y con condiciones climáticas a favor de ellos (…) tenemos que evaluar todas esas posibilidades, pero estoy seguro de que tengo un equipo para enfrentar muy bien al Chicó”.

Como ya es costumbre, Páez no reveló que equipo inicial parará en el gramado del estadio La Independencia el miércoles a partir de las 8:00 p.m., pero sí aseguró que ya tiene todos los jugadores disponibles, con lo cual confirmó la recuperación de los lesionados Edison Toloza, Pedro Franco, José Mera y Flavio Córdoba.

Sin embargo, aclaró con respecto al rendimiento de los jugadores que “soy de los técnicos que a pesar de las dificultades, cuando no te dan resultados en determinado momento, confío plenamente en ellos”.

De hecho explicó que el haber llegado a la final es el premio para esos jugadores que “vienen trabajando conmigo desde el año pasado o que hace rato están en Millonarios y que no han conseguido nada (…) así que volverse a ver en una instancia como esta es una recompensa para todos ellos y para toda la hinchada que tanto ha esperado este momento (…) ahora vamos a vivirlo como es, con alegría, con decisión, el enfoque adecuado y con la fe de que vamos a ganarlo”.

Aplaudió el hecho de poder terminar la final en casa en el estadio El Campín, pues “si vamos ganando es ventaja, pero si vamos perdiendo es una oportunidad para remontar”.

Páez no se quiso despedir de la rueda de prensa sin antes reconocer que su apuesta de un equipo alternativo en Armenia para enfrentar a Deportes Quindío no salió como esperaba, pero aclaró que nunca se trató de un experimento.

“Eso sería si hubiese metido a jugar a futbolistas no profesionales, pero todos los que jugaron son profesionales preparados a los que se les paga porque tienen alto nivel de rendimiento. Lo que pasa es que tienen que estar preparados para cuando se les presente la oportunidad porque la continuidad se la gana uno es con méritos propios”, explicó.

El nacido en Mérida, Venezuela concluyó su habitual encuentro de los martes con la prensa reconociendo que se equivocó con los nueve cambios que hizo para el partido de Liga y que perdió  3-0 porque “evidentemente fue un resultado que no esperábamos, eso me dejó una lección y es que hay jugadores a los que todavía les falta para ser titulares de un equipo que exige tanto (…) la estrategia claramente me salió costosa, asumo esa responsabilidad, pero falta esperar a ver qué pasa el día miércoles (en el juego ante Chicó) para saber si resultó la apuesta que planeamos”.