“A Millonarios no lo podía rechazar”: Miguel Ángel Russo

El técnico argentino habló en exclusiva con El Espectador sobre el reto de dirigir al equipo embajador, con el que su mayor objetivo será destacarse en la Copa Libertadores.

Miguel Ángel Russo en las calles de Buenos Aires, Argentina.
Miguel Ángel Russo en las calles de Buenos Aires, Argentina. Santiago Amorós

El café de Avenida Libertador y Fray Justo Oro, frente al tradicional bosque de Palermo, parece la oficina de Miguel Ángel Russo. Desde su smartphone monitorea jugadores, analiza el equipo para la exigente temporada y vive a mil, porque en el tramo final de 2016 no esperaba estar trabajando. Tenía planificado su verano en Punta del Este, como cada año, pero Millonarios sacudió sus planes. “Apareció en un momento inesperado porque tuvo que ver con la salida de (Diego) Cocca. Me llamó uno de los dueños, Gustavo Serpa. Yo estaba en Paraguay, porque fui al sorteo de la Copa Libertadores. Lo pensé durante la mañana y arreglamos”, dice el técnico argentino, de 60 años, campeón con Boca Juniors de la Copa Libertadores, certamen que sueña conquistar con el club embajador.

Mano a mano con El Espectador, Miguelito cuenta que ya se despidió de los amigos. Estuvo con Alfio Basile y Reinaldo Merlo, El Coco y Mostaza, clientes frecuentes de La Raya, un conocido restaurante que frecuentan todas las noches. “Me van a extrañar, pero están contentos”, asegura con una sonrisa blanca, casi de publicidad. Y explica por qué no está desde el lunes en Colombia, como se había previsto originalmente: “no me parecía ético viajar el mismo día que Cocca. No hubiese quedado bien que yo llegara cuando él se estaba yendo”. Tiene códigos Russo. Y no los negocia.

¿En qué momento le llegó el desafío de Millonarios?

Era el momento de volver a trabajar. Tuve muchas posibilidades, a varios clubes le dije que no, pero a Millonarios no lo podía rechazar. Conozco el fútbol colombiano, el plantel, voy a un club grande y Bogotá es una linda ciudad.

¿Cuánto influyó en su decisión el hecho de que Millonarios participe de la Copa Libertadores?

Pesó mucho. También la institución. Viajé muchas veces a jugar a Colombia y siempre se llena El Campín. Tuve la suerte de haber dirigido varios clubes grandes: San Lorenzo, Boca, Racing, y tiene algo especial. Sobre todo a la hora de jugar la Libertadores.

Apenas aterrice en el aeropuerto El Dorado ya le van a estar pidiendo un título...

Millonarios es un club grande y la exigencia es grande. Para aquellos que amamos el fútbol, es fundamental la competitividad, es la sal de la vida.

¿Cómo va a jugar el equipo?

Primero quiero llegar a Bogotá. Hay una planificación, la que organizó Cocca, y no se puede cambiar porque no dan los tiempos. Vamos a jugar la Florida Cup, que nos viene bien, y luego a enfrentar a Atlético Paranaense.

De los refuerzos que pidió Cocca, ¿qué evaluación hace?

A algunos los conozco bien. Me gusta (Cristian) Arango. De cualquier manera, hay que contratar a tres o cuatro futbolistas. Jugamos competencia internacional y necesitamos gente con experiencia.

¿En qué puestos busca reforzar?

Me gustaría jugar con un 10, tenemos un solo cupo de extranjeros y estamos buscando dentro del fútbol colombiano. Si se va Maxi Núñez, serán dos lugares. Pero quiero que se quede. Tuvo una buena temporada.

¿No es importante tener jugadores argentinos en el equipo?

Es importante tener buenos jugadores, independientemente de la nacionalidad. Ojalá Maxi se pueda quedar.

¿El esquema será 4-3-1-2?

Vamos a ver. No hay una sola forma de jugar. Si tengo un 10, voy a armar un equipo con enganche. A veces los técnicos nos tenemos que adaptar a los jugadores. Hay que encontrarle la vuelta.

¿Qué destaca del fútbol colombiano?

A nivel internacional ha crecido mucho. Santa Fe y Nacional fueron campeones de la Sudamericana y la Libertadores. En selección está muy bien y hay jugadores de allá que participan en las mejores ligas del mundo. Nadie puede negar la evolución. Y siempre aposté al futbolista colombiano. Algunos conocidos, como Teo y Gio cuando dirigía Racing, y otros no tanto, como Carbonero y Zapata.

De los tres torneos en disputa, ¿la prioridad será la Copa?

Hay que entrar en la fase de grupos, como primera medida. Por suerte, el nuevo formato de la Libertadores te permite trabajar con más tiempo, planificar mejor, estar menos a las corridas.

Le llega Millonarios a los 60 años cuando en Argentina, especialmente, hay una renovación de entrenadores. ¿En Colombia valoran más la experiencia?

La renovación es natural, pero son momentos. Siempre digo que mientras siga teniendo la misma visión, la misma actitud que el primer día que aparecí en Lanús y tenía a disposición siete jugadores, la edad no es importante. Además, hay que modernizarse. Los cuerpos técnicos cada vez son más amplios, se requiere la tecnología, el GPS, coaching, a todo nivel.

¿Va a charlar con Gustavo Costas o José Pekerman, colegas argentinos que hace tiempo trabajan en Colombia?

Claro. Son referentes. Y tengo muchos amigos colombianos, como Pacho Maturana. Estuvimos charlando en el sorteo de la Libertadores.

Su mano derecha es Hugo Gottardi, ídolo en Santa Fe, toda una curiosidad...

Lo quieren mucho allá, dejó amigos, hizo una gran campaña en Colombia, nunca pudo volver, pero hace más de 20 años que está en el cuerpo técnico conmigo. Es un gran profesional y va a hacer lo mejor para Millonarios.

Temas relacionados