Millonarios se aleja de su sueño de llegar a la gran final

El equipo embajador perdió 1-0 con el Deportivo Cali.

Sí, pobre, muy pobre fue anoche la presentación de Millonarios en el Pascual Guerrero. Después de caer el miércoles en el clásico capitalino con Santa Fe, sus jugadores y su técnico Hernán Torres se prometieron retomar el rumbo. Pero lamentablemente para ellos y para su hinchada, el objetivo no se cumplió. Ni siquiera estuvo cerca. Encasilló la segunda derrota en línea en los cuadrangulares y con apenas 3 puntos de 9 jugados, ve lejos sus opciones de clasificar a la gran final del fútbol colombiano.

Con un frío 1-0 contra el Deportivo Cali, Millonarios regresó a casa con la derrota en el bolsillo, pero además con la preocupación de la falta de definición, de profundidad y el bajo nivel de jugadores a los que le apostaron demasiado como Freddy Montero, que pasó por el campo de juego con más pena que gloria.

Los primeros 45 minutos fueron intensos y con opciones de gol para los dos equipos. A los cinco, Carlos Lizarazo inquietó el arco de Luis Delgado, de potente remate desde fuera del área que controló bien el arquero.

Millonarios, que aunque tuvo por momentos la iniciativa no brilló por su profundidad, pese a que tuvo chances -sin mucho peligro- con el mismo Freddy Montero y Román Torres. Sin embargo, el cuadro de casa sí pudo concretar lo que el de la visita no logró hacer y se fue adelante al minuto 27, por intermedio del exjugador azul, Andrés Pérez, quien recibió de espaldas al arco y de remate de pierna derecha venció a Delgado.

El equipo de Hernán Torres, que no pudo contar con su capitán Máyer Andrés Candelo por ser expulsado el miércoles en el clásico capitalino, sufrió más de la cuenta la ausencia de su armador, y de una manera desordenada y sin claridad, tejió una serie de opciones con Luis Mosquera y Dahwlim Leudo, pero no pudo concretar. Mientras que el cuadro azucarero, sin brillar, se fue a los camerinos con el triunfo, gracias al juego colectivo en general y la sociedad de Álvaro Caracho  Domínguez y Carlos Lizarazo.

La segunda parte fue toda para el Cali, que si bien no fue contundente, dejó pasar los minutos ante la incapacidad del rival que intentó salir del letargo con los ingresos de José Luis Tancredi, Wason Rentería y Elkin Blanco. Pero no, de nada sirvió. Y con un futbolito livianito, sin agresividad, Millonarios se llevó una triste derrota. La esperanza es lo último que se pierde, claro, pero el fútbol no aparece. Los restos, sin embargo, se los podrá jugar este miércoles en Bogotá nuevamente frente al Deportivo Cali. Aún hay nueve puntos por disputar y mucho por mejor

Violencia en el fútbol

Por otra parte, una pelea entre hinchas de Millonarios y de Deportivo Cali en las cercanías del estadio caleño Pascual Guerrero dejó como saldo un muerto y cuatro heridos antes del partido que enfrentó a estos dos equipos.

El fallecido fue identificado como Óscar Eduardo Sandino, de 28 años,  había viajado desde Bogotá para asistir al partido.

Según testimonios citados por la emisora colombiana, los jóvenes se enfrentaron con piedras y armas blancas y causaron cuantiosos daños materiales en la zona del incidente.

Tras estos incidentes no se permitió el ingreso de la hinchada de Millonarios al estadio Pascual Guerrero, explicó el subcomandante de la Policía Metropolitana de Cali, Camilo Torres.