Millonarios, a semifinales de la Liga Águila

A pesar de la derrota en el Parque Estadio Sur, el conjunto embajador avanzó a la penúltima fase del torneo donde enfrentará al Cali.

Fernando Uribe, el goleador de la serie entre Millonarios y Envigado. Foto: Luis Ángel

Algunas veces la historia sí cuenta. De vez en cuando los equipos sí ganan de camiseta. Eso fue lo que ocurrió con Millonarios en la serie de los cuartos de final de la Liga Águila.

El jueves pasado, el equipo embajador aprovechó el empuje de 30 mil de sus seguidores y liquidó el duelo ante Envigado en El Campín con un resultado demasiado amplio, pues futbolísticamente no fue superior a su rival.

Y aunque el partido de ayer era de trámite, los embajadores lo encararon con seriedad, con el respeto que merecía un adversario joven pero de mucho talento, que por momentos desnudó las falencias del cuadro capitalino.

Los azules no sufrieron en el Parque Estadio Sur, pero por la gran ventaja que tenían. En la cancha, el conjunto naranja volvió a demostrar los argumentos que lo convirtieron en una de las revelaciones de la temporada, pero no lograron la remontada porque volvieron a fallar en defensa y Millonarios les cobró.

El juego finalizó 3-2 a favor de los antioqueños, que anotaron por intermedio de Yoni González, en dos ocasiones, y John Méndez. Por los embajadores, Federico Insúa y Fernando Uribe se hicieron presentes en el marcador. El delantero albiazul llegó a 13 tantos y asumió el liderato de la tabla de goleadores del torneo.

Lo cierto es que en el resultado global de la serie (6-3) Millonarios hizo valer su jerarquía y alimentó su sueño de pelear la estrella 15. ¿Por qué no?, se preguntan jugadores, cuerpo técnico, dirigentes e hinchas.

Su próximo rival, en la semifinal, será el Deportivo Cali, que dejó en el camino a Nacional. Y aunque por su campaña, pero sobre todo por el fútbol que practica, el cuadro azucarero llega como favorito, los azules advierten que van a dar la pelea.

“El Cali es un equipo muy bueno, ya lo sufrimos este año, perdimos 5-1 en Palmaseca, pero ahora nosotros estamos mucho mejor que en ese momento, esperemos que ellos estén un poco peor. Tienen un grupo joven, pero de gran talento. Vamos a tratar de hacer valer nuestra condición de local y luego ir a jugarnos la vida en Cali, como nos ha tocado hacerlo durante casi todo el torneo, para nosotros cada partido ha sido una final”, señaló anoche el técnico Ricardo Lunari, quien advirtió que “anímicamente llegamos bien, unidos e ilusionados con darle una alegría a la enorme hinchada azul”.

Gracias a la clasificación, haber perdido un invicto de ocho fechas en el torneo no afectó al grupo. “Le ganamos la serie al segundo mejor equipo del campeonato, le jugamos mano a mano. Nos hubiera gustado ganar los dos juegos, pero no se pudo y al final lo que cuenta es el global. Eso mismo aspiramos contra el Cali. Yo prefiero no jugar tan bien, pero ganar. Vamos a ver cómo nos va”, agregó el estratega, cuyo equipo ha sumado 37 puntos este semestre y es sexto en la tabla de la reclasificación.

El primer juego ante los verdiblancos, cuya boletería estará disponible esta noche y mañana para los abonados y el miércoles para los demás interesados, será el jueves a las 7:00 p.m. en El Campín, con transmisión por RCN. La vuelta está programada para el domingo a partir de las 7:30 p.m.

Millonarios se ilusiona y sueña con la estrella 15. Su mejoría en defensa en la última parte del campeonato y su efectividad en ataque hacen que la misión no parezca imposible, aunque los jugadores y el cuerpo técnico tienen claro que deberán ejecutar muy bien su plan para contrarrestar la velocidad de los atacantes caleños. Para eso, confían en su efectiva línea de tres en la mitad, casi siempre conformada por Fabián Vargas, Rafael Robayo y David Macallister Silva, tres bogotanos que aspiran a que el título del fútbol colombiano no se vaya de la capital.