Millonarios, sin fútbol para clasificar

El equipo embajador deberá ganar los dos partidos que le quedan, ante Huila y Medellín, para meterse en cuartos de final. Tiene opción matemática, pero su nivel de juego no permite ilusionarse.

Michael Rangel (centro) marcó el gol del triunfo de Júnior sobre Millonarios, en el estadio Metropolitano. / Cortesía El Heraldo

El Millonarios del técnico Diego Cocca sigue de capa caída. Este jueves en la noche, en una discreta presentación, perdió 2-1 en su visita al Júnior de Barranquilla, en un partido que estaba aplazado de la fecha 15 de la Liga Águila.

Fue la segunda derrota en línea de los embajadores, que se quedaron en la décima posición de la tabla, con 27 puntos.

En apenas cinco días, entre lunes y jueves, las ilusiones de la hinchada albiazul se derrumbaron. El buen nivel que mostró el equipo hace 15 días frente a Envigado, luego de un mes sin jugar, fue un espejismo, porque después, ante Cortuluá, Equidad y Júnior, los muchachos de Cocca han jugado decididamente mal.

Este jueves perdieron 2-1, pero el resultado no reflejó lo ocurrido en la cancha del Metropolitano, pues los locales pudieron anotar al menos tres goles más.

Y es que no había pasado ni un minuto de juego cuando los tiburones ya se habían acercado a predios del arquero Nicolás Vikonis. Y poco después Vladimir Hernández abrió el marcador, con la complicidad de la defensa y el guardameta.

En el primer cuarto de hora parecía que el que se estuviera jugando la clasificación fuera el Júnior, que generó cuatro opciones claras de gol.

De la mano de Óscar Barreto Millonarios intentó reaccionar y en su segunda aproximación al área local empató por intermedio de Ayron del Valle.

Parecía que los azules se acomodaban en la cancha, pero llegó el segundo gol de Júnior, esta vez de Michael Rangel, quien aprovechó un pase de Sebastián Hernández y “fusiló” a Vikonis.

En el segundo tiempo Millonarios tuvo un poco más de iniciativa. A punta de ganas trató de generar peligro, pero en dos o tres ocasiones se encontró con el arquero Sebastián Viera.

Júnior, mermado físicamente, se tiró atrás y le apostó al contragolpe. En una salida rápida Pedro Franco tumbó a Hernández y se hizo merecedor a la tarjeta roja, por acumulación de amarillas.

Con los tres puntos, Júnior llegó a 21 y tiene tres partidos por jugar, pero ya no alcanza a meterse entre los ocho.