Millonarios, tranquilo pero no confiado para la final