Millonarios venció 1-0 a Alianza Petrolera: Atacar paga

Tras un mal primer tiempo, el técnico Rubén Israel apostó por el ataque en el segundo y, al darle paso a su 9, encontró los tres puntos. Hay mucho por mejorar en el cuadro embajador. 

Ayron del Valle (der.) celebra el gol del triunfo.  / Andrés Torres
Ayron del Valle (der.) celebra el gol del triunfo. / Andrés Torres

Anoche, al estadio El Campín de Bogotá sólo acudieron unas 15 mil personas, un número muy bajo de hinchas teniendo en cuenta que los seguidores del cuadro albiazul son de los más fieles del fútbol colombiano. Pero luego de ver el nivel que mostró Millonarios, es entendible que la gente haya decidido dejar de acompañar al equipo. En los 90 minutos del juego de anoche ante Alianza Petrolera, el elenco embajador sólo tuvo tres remates directos al arco. Uno de ellos de Rafael Robayo, en el primer tiempo, el cobro de penal que falló Andrés Manga Escobar, en el segundo tiempo, y finalmente el cabezazo de Ayron del Valle que significó el gol, en el minuto 86.

Rubén Israel se ve confundido. Aunque esta plantilla es la misma base del semestre anterior, pareciera que el uruguayo no encontrara el once ideal y eso lo hace cometer errores. Como por ejemplo, salir desde el inicio, ante un débil Alianza Petrolera, con tres volantes de marca, dejando en el banco de suplentes a Jonathan Estrada, David Macallister Silva y Yulián Mejía, cargándole la responsabilidad de generar fútbol a Rafael Robayo y Jorge Rojas.

Justamente por eso en todo el primer tiempo sólo un remate de Robayo fue la opción más cercana de gol. Pero para la parte complementaria Israel reaccionó, les dio paso a los que saben con la pelota y el juego mejoró. Aunque Macallister es de chispazos y por momentos pareciera que le pesara la camiseta, fue influyente en el juego y desde su ingreso se abrieron las bandas y se metió en su propio campo al cuadro petrolero.

En la zona ofensiva la idea inicial fue apostar por jugadores rápidos y habilidosos como Manga Escobar, Maximiliano Nuñez y Dairon Asprilla, pero sin que les llegara la pelota a ellos todo sería complicado. No necesariamente por tener más hombres en ataque se van a generar más oportunidades de gol. Eso se comprobó anoche.

Ayron del Valle, uno de los refuerzos que llegaron para este semestre, salvó la noche. Recibió un preciso centro de Maxi Núñez y de cabeza marcó su primer tanto con la camiseta de Millonarios. Los tres puntos servirán en la tabla, pero hay mucho por mejorar, sobre todo por aprender por parte de Rubén Israel, pues atacar paga y así, como en el segundo tiempo, debe intentar jugar siempre.

Temas relacionados