Millonarios y Medellín dividieron honores

Jaime Castrillón adelantó a la visita en el marcador, pero R8 evitó la derrota del equipo capitalino.

Imposible no calificar a Bréiner Castillo con un puntaje inferior a los 10 puntos. El arquero de Independiente Medellín recibió 14 disparos a su arco, de los cuales en seis dejó atragantado el grito de gol en los cerca de diez mil hinchas que acompañaron a Millonarios en el estadio El Campín.

‘Brecas’ se llevó todos los honores en el duelo que cerró la cuarta fecha del Finalización 2011 y apenas dejó algo de aplausos para un incansable Rafael Robayo.

De hecho fue R8 quien una vez más llegó a la salvación de Millonarios con el tanto (m. 80) que evitó la caída del conjunto que dirige Richard Páez, cuando ya el partido llegaba a su fin.

Desde que arrancó el partido Millonarios fue el de la iniciativa. Siempre fue superior al rival y creó las mejores opciones de ese tiempo, que para entonces empezaban a convertir a 'Brecas' en la figura de la cancha.

Pero ese ímpetu y dominio se vino al piso cuando un contragolpe silenció el estadio capitalino. Ómar Vásquez quedó de frente a Castillo y su remate fue de frente al arquero del DIM, el rebote fue exitosamente despejado y cayó en los pies del cerebro del equipo paisa.

Luis Fernando Mosquera levantó la cabeza y habilitó con un soberbio pase entre líneas a Castrillón, quien ante la salida de Nelson Ramos la acomodó a un costado para desequilibrar la pizarra.

El impulso de Millonarios no mermó, pero Mayer Candelo no estuvo en una noche de habilitaciones precisas y eso el equipo lo sintió en su ofensiva.

Y cuando finalmente los azules lograron superar la doble muralla que montó Medellín en Bogotá, se encontraron con un atento 'Brecas' para dejar en opciones lo que en otras ocasiones hubiesen sido seguros goles.

En el complemento el libreto no cambió. Millonarios arremetió y puso contra las cuerdas una y otra vez al DIM que nuevamente se escudó en cada intervención con las acertadas intervenciones de su golero.

"...Pero tanto va el agua al cántaro hasta que lo rompe…" y finalmente Bréiner Castillo en una sola no acertó y R8 no lo perdonó.

La jugada comenzó y terminó con los volantes de marca albiazules. Juan Esteban Ortiz metió un gran balón a Lewis Ochoa, quien entró por un costado del área y centró a Robayo que esperó justo a unos metros del área chica para rematar a ‘quemarropa’ a Castillo.

Pero los ojos de todos en el estadio vieron atónitos cómo Castillo, una vez más, impidió que el balón se fuese al fondo de la red, sólo que esta vez el rebote que dio le quedó nuevamente a R8, quien enmendó su yerro con un potente remate arriba, esta vez inalcanzable para 'Brecas'.

El empate benefició por partida doble a Medellín, que no sólo logró un punto en condición de visitante, sino que además sumó siete unidades en la clasificación y es co-líder de la Liga al lado de Atlético Nacional, Atlético Júnior y Real Cartagena, sólo que el 'poderoso de la montaña' aún tiene un juego pendiente por disputar.

Millonarios,
entre tanto, sigue sin ganar en el Finalización 2011 en condición de local. Sendos empates, ambos a un gol, es lo que cosecha el equipo capitalino en casa y nuevamente deberá buscar en la carretera los puntos que perdió en El Campín. El próximo jueves visitará al Chicó en partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga.

 

Ver Estadísticas, Ficha Técnica y Alineaciones