Nacional ganó con autoridad en Montería

El equipo verdolaga derrotó 3-0 a Jaguares y suma puntaje perfecto en el inicio de la Liga Águila 2016.

En los primeros minutos del partido Nacional salió a buscar el arco contrario y demostrar en la cancha la superioridad que había en el papel respecto a Jaguares. Los ataques del conjunto verdolaga se inclinaban por lo zona izquierda, dónde Jonathan Copete era el jugador más peligroso del equipo visitante.

Lo que se pudo ver en varios pasajes del partido fue la sociedad que se empieza a creer entre Macnelly Torres y Víctor Ibarbo, precisamente el nuevo jugador del equipo de Medellín se movía por todo el frente de ataque y atacaba el espacio, siempre a la espera de las asistencias del barranquillero.

Los minutos transcurrían y la posesión del balón era de Nacional, pero sin generar peligro en el arco de Sebastián López. La tenencia de pelota no fue convertida en ocasiones de gol. El equipo de Reinaldo Rueda se movía al ritmo que imponía Torres, Alexander Mejía y Diego Arias e intentaban sorprender por las bandas con la velocidad Orlando Berrío y Copete. La intención era la de abrir la cancha. Por su parte el equipo local se notaba incómodo en la cancha, y con la pelota en su poder no encontraban espacios necesarios para crear situaciones del gol.

El gol del equipo antioqueño llegó tras un remate desde fuera del área del 10 verdolaga y una mala respuesta de López que no detuvo el disparo que no tenía, en principio ninguna dificultad para ser atajado y así se puso en ventaja la visita.

El gol de Jonathan Copete, en cambio fue una demostración de talento individual y de gran asociación de conjunto. Después de eludir a dos rivales tacó el balón a Berrio, que le devuelve la pared para dejar al ex Santa Fe de cara al arco para empezar a sentenciar el marcador.

Los primeros 45 minutos concluyeron con un Jaguares en busca del descuento, lo mejor en faceta ofensiva de los locales lo hizo mediante tiros de disparo de media distancia, que Franco Armani resolvió sin problemas.

La segunda parte inició con un Jaguares lanzado al ataque, con más intenciones de buscar el arco de Armani con un juego más asociado y más vertical gracias al ingreso de Wilder Salazar y Juan Camilo Vela. Nacional, por su parte, se vio afectado por el clima de la ciudad de Córdoba y su condición física fue decayendo a medida que pasaban los minutos, y empezó a jugar cada vez más cerca de su propio arco.

Luego de soportar los 15 minutos iniciales de la parte complementaria donde el local salió a achicar el marcador, los de Rueda se plantaron bien en el terreno de juego y volvieron a tener la posesión de juego y con ella llegó las oportunidades para poner el 3-0 en el marcador, pero dos buenas atajadas de López, primero a Ibarbo y después a Berrío, así lo impidieron.

Los espacios que daba la defensa local eran aprovechados por la velocidad de Ibarbo, que por su velocidad y talento siempre les ganaba a los defensores de Jaguares, que que se veían muy lentos respecto a la velocidad del ex jugador del Watford de Inglaterra.

Cuando un equipo busca el arco contrario con intensidad, casi siempre tiene recompensa. Y eso le pasó a Atlético Nacional que fue en busca del tercer gol de la tarde y lo logró gracias Orlando Berrio que aprovechó una habilitación de Andrés Ibargüen que ingresó por Ibarbo y mantuvo la velocidad y el ritmo que le daba Victor a la ofensiva paisa.

Nacional fue justo vencedor del partido y llegó a seis puntos en la tabla de posiciones y suma puntaje ideal en las primeras dos fechas del campeonato nacional.

Temas relacionados