Ómar Pérez, a cumplir su promesa

Hinchas de Santa Fe llegaron el 15 de julio de 2012 al parque Simón Bolívar de Bogotá para celebrar la séptima estrella.

La euforia era total porque se vivía algo que se había soñado desde hace mucho tiempo y que se había tenido que aplazar porque en los momentos definitivos el cuadro cardenal fallaba.

En medio de la fiesta, Ómar Pérez, el capitán, referente, bastión y uno de los máximos ídolos del equipo a lo largo de su historia, tomó el micrófono. “Va a hablar el gran líder, atención”, anunciaba el presentador del evento. La emoción hacía que la voz al 10 argentino se le entrecortara, que su discurso no fuera fluido.

“Lo que estamos viviendo nosotros es impagable. Este es un grupo humano muy humilde que aprendió a hacer cosas geniales”, fue lo primero que dijo. Pitos, gritos y aplausos. Pero la frase que vendría sería la que más emoción causaría y hasta el día de hoy siga siendo como una de las más recordadas por la hinchada de Santa Fe. “Ya ganamos, pero queremos más. Vamos por la octava, esto no para acá, tenemos más para dar”.

Desde ese día Ómar Pérez ha trabajado para cumplir su promesa, estuvo cerca de hacerlo en el primer semestre de 2013 cuando Santa Fe perdió la final frente a Atlético Nacional en El Campín, luego de haber conseguido un importantísimo empate 0-0 frente al cuadro verdolaga en Medellín, pero a pesar de la caída ha seguido luchando, ha seguido preparándose y su presencia en la cancha sigue siendo determinante para que Santa Fe obtenga resultados positivos.

Con la llegada del técnico Gustavo Costas el jugador argentino recibió un espaldarazo y se ganó inmediatamente toda la confianza de su compatriota. En la pretemporada corrió como un juvenil más y con responsabilidad se cuidó para bajar de peso y volver a su nivel. Fue influyente en muchos partidos de la temporada, frente a Millonarios marcó su gol 100, en cuadrangulares le anotó un gol de museo al Once Caldas y su presencia en la cancha les da confianza a sus compañeros.

“Nosotros, futbolísticamente, tenemos tenencia de balón, concentración y contundencia, pero sobre todo somos un grupo, estamos unidos, somos amigos y pensamos en grande”, asegura el 10, quien a pesar de ser el mejor del equipo, siempre le da valor al trabajo de sus compañeros, porque la humildad es otra de sus virtudes.

Esta noche, en el juego de ida de la gran final, el equipo cardenal tendrá novedades en su once inicial. Deberán pagar una fecha de sanción, por acumulación de tarjetas amarillas, Yulián Anchico y Juan Daniel Roa, pero regresará Francisco Meza, quien por sanción no actuó contra Nacional. El más seguro reemplazante del lateral derecho será Sergio Otálvaro y en la mitad estaría el venezolano Luis Manuel Seijas. En consecuencia, el cuadro bogotano formaría con Camilo Vargas; Sergio Otálvaro, Yair Arrechea, Francisco Meza, Dayron Mosquera; Luis Manuel Seijas, Daniel Torres, Luis Carlos Arias; Ómar Pérez; Jéfferson Cuero y Wilson Morelo.