Óscar Pérez, otro alumno de 'El Bolillo'

Llegó como técnico interino del Independiete Medellín en reemplazo de Hernán Darío Gómez. En tres partidos suma dos empates y un triunfo, conseguido el sábado frente a Itagüí en el Atanasio Girardot.

Óscar Pérez, técnico del Medellín. / Luis Benavides
Óscar Pérez, técnico del Medellín. / Luis Benavides

Cuando Óscar Pérez se enteró de que tendría la oportunidad de dirigir por primera vez a un equipo profesional en la primera A no dudó en decirle sí al reto. Ya llevaba cerca de 20 años adquiriendo experiencia en el fútbol aficionado y estaba esperando con ansias una oportunidad así. “Me llamaron los directivos y me dieron la posibilidad de ser técnico interino, a pesar de la difícil situación que vive el Medellín. Ese era uno de mis sueños desde que comencé a formarme como entrenador y por eso acepté. Ahora que los resultados se están dando, sueño con poder ser ratificado, pero ya es una decisión de los directivos”, comenta.

Para que llegara ese día pasó mucha agua por debajo del puente. Pérez quiso ser futbolista profesional, pero año tras año se fue agotando el tiempo para debutar y nunca lo logró, actuaba como volante mixto. Tras ver truncado ese sueño, decidió prepararse para ser entrenador. Ingresó a la Universidad de Antioquia a estudiar educación física, terminó con éxito e inmediatamente ejerció como entrenador.

Sus triunfos más importantes fueron logrados como director técnico de la selección de Antioquia, con la cual fue campeón juvenil en 2011 y 2012, y posteriormente ganador de medalla de oro en los más recientes Juegos Nacionales.

En los primeros días del mes de enero, mientras se preparaba para planear una temporada más al frente de la selección antioqueña, recibió una llamada. —Aló Óscar, ¿cómo andás?, habla Hernán Darío Gómez. “Apenas oí que el que estaba al otro lado de la línea era El Bolillo me puse muy feliz. El motivo de su llamada era para invitarme a trabajar con las divisiones menores del Medellín, él había estado muy cerca de mi proceso con la selección de Antioquia y conocía mi trabajo. Le acepté la invitación y desde el 17 de ese mes me puse la sudadera del Poderoso”, resaltó el antioqueño.

Casi cuatro meses después tuvo que reemplazar a El Bolillo en el cargo de director técnico, una responsabilidad extra para él, pues relevar a quien considera su maestro no era algo fácil. “De entrada la situación era preocupante, pero de todas maneras, cuando uno se mete en la labor de entrenador, sueña con estar en un grande. Recibí un equipo bien trabajado por parte de Hernán Darío Gómez y eso me ha facilitado las cosas”.

En diálogo con El Espectador, mientras asistía a un partido del Pony Fútbol en Medellín, en el cual jugaba su hijo, Pérez analizó el momento del Poderoso de la Montaña, con el cual ha logrado sumar cinco puntos en tres partidos frente a rivales complicados (Santa Fe, Nacional e Itagüí) y, además, salir de las posiciones de descenso.

¿Todavía habla con ‘El Bolillo’?

Hernán Darío es alguien que ha sido muy importante en mi carrera. Lo admiro como a pocos y le he aprendido montones. Recuerdo que cuando gané alguno de los títulos con la selección de Antioquia me llamó a felicitar y me dijo que algún día dirigiría en la primera división. Ahora que tengo esa oportunidad él ha estado aconsejándome y apoyándome.

¿Y con ‘Barrabás’ Gómez, director de las divisiones menores?

Gabriel es como mi hermano, siempre me ha aconsejado. Hablo mucho con él. Hace cinco minutos, antes de comenzar esta entrevista, estaba conversando justamente con él. Nos referimos a la estrategia de juego, me aconseja de jugadores y de la capacidad de tomar decisiones. Es un motivador ante todo, me empuja hacia delante siempre.

¿Cómo ha sido dirigir un grupo con tantos experimentados?

Cuando hablé con Hernán, él me dijo que era un excelente grupo. Ahora me he dado cuenta de eso. Los jugadores son muy respetuosos conmigo, a pesar de su experiencia. Con todos he hablado, me han dado esa confianza. No hay nunca una mala cara ni un deseo de que la experiencia de ellos pase por encima de mí.

¿Los directivos le han dicho algo sobre su continuidad?

Formo parte del Medellín y voy a seguir siendo parte sea cual sea la decisión. Estaré dispuesto a seguir al frente del primer equipo hasta que los directivos quieran. La idea es traer un cuerpo técnico para el próximo semestre, pero cualquier cosa puede pasar. Seguir sería un sueño.

[email protected]