Pasto ganó y acabó con la ilusión de Millonarios

El partido abrió la cuarta fecha del cuadrangular B.

En el juego que abrió la cuarta fecha del cuadrangular B, Deportivo Pasto no solo venció 4-1 a Millonarios si no que le quitó cualquier posibilidad de alcanzar la final del fútbol colombiano.

El uruguayo Jorge Ramírez con un triplete y Mauricio Mina, le dieron el triunfo al conjunto volcánico. Por su parte, Erik Moreno descontó para el elenco capitalino.

Durante los primeros minutos del primer tiempo, la escuadra visitante se hizo dueña de la pelota. Al minuto cuatro, tras un tiro libre ejecutado por Mayer Candelo, el volante Rafael Robayo quedó solo frente a Lucero Álvarez, pero no pudo definir. A los siete, el diez azul intentó de media distancia y su remate pasó muy cerca del horizontal.

Aunque ambas escuadras tenían la necesidad de buscar la victoria, el juego se tornó lento y sin grandes opciones en las porterías. Pasto trató de abrir el marcador mediante la pelota parada, pero Luis Delgado siempre estuvo atento bajo los tres palos.

Sin embargo, a los 38 minutos, los volantes de Millonarios se juntaron y tras un pase filtrado que recibió Erik Moreno, llegó el gol para el equipo visitante.

En el segundo tiempo, al minuto de juego, Dayro tuvo el segundo, pero su remate fue atajado por el arquero local. Luego, tras una mala entrega en el medio campo y una desconcentración de la defensa albiazul, el uruguayo Jorge Ramírez puso la igualdad para el Pasto.

Tras el empate, el conjunto local se hizo dueño de la pelota, tanto así que, a los 18 minutos del complemento, Pasto se fue arriba en el marcador gracias a otro tanto anotado por el jugador ‘Charrúa’. A los 21, el delantero Mauricio Mina puso el tercero y cuando faltaban diez para que se acabara el compromiso, Ramírez le puso cifras concretas al marcador.

Con los tres puntos en el bolsillo, la escuadra pastusa se metió de nuevo en la pelea por quedarse con el cuadrangular B; mientras que, en Millonarios volvieron a aparecer los fantasmas de los anteriores partidos, en donde la mala entrega en el medio campo y la poca profundidad en el ataque, han sido el común denominador del equipo.

Tras la derrota, a los dirigidos por Hernán Torres solo le queda pensar en la reclasificación.