Pasto y Santa Fe, en tablas en el primer 'asalto' de la final

Kevin Rendón puso arriba al equipo pastuso al minuto 25. Julián Quiñones empató para el cuadro cardenal al minuto 45.

El primer ‘asalto’ de la final del Torneo Apertura 2012 finalizó en tablas. Deportivo Pasto y Santa Fe igualaron 1-1 en el estadio Independencia de Pasto, resultado que en el papel favorece a los dirigidos por Wilson Gutiérrez, quienes definirán la serie en Bogotá el próximo domingo 15 de julio.

El juego resultó como se esperaba, enredado, apretado y con pocas opciones de gol. Sin embargo, el local fue el primero en abrir el marcador por intermedio de Kevin Rendón, el joven que ha sorprendido a propios y extraños con sus condiciones y exquisita pegada.

Y fue precisamente ese el as que sacó bajo la manga Rendón, un cobro de pelota quieta, que al minuto 25 de la inicial fue sancionado por el árbitro del compromiso, el vallecaucano, Luis Sánchez. Kevin se paró frente a la pelota y al mejor estilo de su padre, Carlos 'sanjuanino' Rendón, venció al golero Camilo Vargas, quien lució comprometido en esa acción, al dejar descubierto el palo por el que entró el esférico. 

A partir de ese momento Deportivo Pasto, que a esa altura del compromiso era el de la iniciativa, comenzó a bajar su nivel de juego y permitió que Independiente Santa Fe se adueñara de las acciones, tanto así que sobre el cierre del primer tiempo (m. 45) la revelación de Santa Fe, el central Julián Quiñones igualó el marcador con un potente cabezazo que no pudo detener José Fernando Cuadrado.

En la segunda parte de nuevo Deportivo Pasto tomó la iniciativa, el equipo nariñense se dedicó a tocar la pelota a trasportarla demasiado, pero no tuvieron profundidad en el último cuarto de cancha, donde los zagueros santafereños supieron responder ante el acoso local.

Santa Fe, por su parte, se vio cómodo con el 1-1 y por momentos se olvidó del ataque y de sus hombres en punta, Diego Aroldo Cabrera y Jonathan Copete, quienes en la primera etapa dilapidaron claras opciones de gol, que no se volvieron a repetir y perdieron protagonismo en el frente de ataque.

Sobre el minuto 80 de juego los dirigidos por Flavio Torres reclamaron un penalti por una mano de Germán Centurión, quien en una confusa jugada cortó un ataque del equipo local con el brazo, no obstante, el árbitro Luis Sánchez no concedió la pena máxima y permitió que el juego continuara.

El compromiso no tuvo más emociones y con el empate los dos equipos se fueron a los camerinos, el resultado dejó abierta la serie que se definirá el próximo domingo en la capital colombiana.

Ver minuto a minuto y estadísticas