Pékerman: No hay que mirar la tabla, sino las capacidades

El DT dice que la confianza está fortalecida. Cree que los jugadores pasan por su mejor momento en sus clubes y que todo parece ser un augurio positivo para el juego.

José Pékerman en su habitual rueda de prensa antes de los partidos. /  EFE
José Pékerman en su habitual rueda de prensa antes de los partidos. / EFE

El cuerpo técnico de la selección de Colombia sólo recibe señales favorables. Las rachas de los delanteros como Falcao, Jackson Martínez, Carlos Bacca y James Rodríguez con sus clubes del exterior. La venta de boletas en tiempo récord para el partido contra Paraguay, ser local en un estadio repleto contra el rival más débil de las eliminatorias. Ni siquiera la lesión de Carlos Darwin Quintero a última hora deterioró la autoconfianza de los 24 convocados. Todos coinciden con sus respuestas: hoy hay que ganar.

Y José Pékerman no ignoró ese libreto de respuestas optimistas. Muy sonriente, sin presiones ni molestias, aseguró que “la confianza está fortalecida y eso lo logramos por los últimos dos partidos contra Uruguay y Chile. Después de perder en Lima sabía que no podíamos descartar a Colombia. Y así es. Ahora hay que seguir demostrándolo hoy”.

Todo está a favor para lograrlo. Paraguay extraña más que nunca su protagonismo de la década pasada, en la que clasificó a tres mundiales consecutivos (también al de 1998). Ahora mira a todos desde la cola de las eliminatorias, con un fútbol austero que apenas se acostumbra a la idea del técnico Gerardo Pelusso. Su antagónico es Colombia, el segundo equipo de la clasificación de la Conmebol al Mundial de Brasil 2014, el que alcanzó durante los dos partidos pasados un juego auténtico, legítimamente ofensivo y “vistoso”, como dijo Falcao. “Ahora el objetivo es mantenerlo”, añadió el delantero, titular hoy en el Metropolitano.

Mantenerlo y triunfar, sin decir nunca la palabra subestimar. “Es uno de los partidos más duros que vamos a enfrentar. Tengo mucho respeto por Paraguay porque participó en cuatro mundiales consecutivos. Tiene figuras mundiales, sostuvo continuidad que es muy difícil de lograr. A eso le sumamos que viven un momento difícil en puntos y no lo va a entregar tan fácil. No hay que mirar la tabla, sino las capacidades”, añadió el argentino, que buscará su quinta victoria como técnico de Colombia (sólo ha perdido en una ocasión).

La última vez que le ganó Colombia como local a Paraguay fue el 24 de abril de 1996, en Barranquilla. Los puntos que se han perdido contra este equipo en casa han sido causantes del ostracismo mundialista del país, ausente en tres citas consecutivas. De ahí la necesidad de ganar hoy, pues no es suficiente una victoria en Asunción en la última fecha y la prueba es que aun ganando ese juego en las últimas tres eliminatorias, Colombia se quedó por fuera.

Pékerman dispondrá su mejor arsenal aunque no lo definió. Sólo confesó que Mario Alberto Yepes y Teófilo Gutiérrez serán titulares. Este último tendrá que enfrentarse con el árbitro argentino Sergio Pezzotta, a quien insultó en un clásico de Avellaneda cuando jugaba para Racing. “Pero siento que un árbitro como él es tan profesional que sabe que todos en algún momento podemos tener errores. Eso no quiere decir que va a suceder siempre. Por eso pienso que Teo ya aprendió y no va a entrar condicionado”, explicó el técnico con el ceño fruncido, disímil al rostro que lució cuando le preguntaron por Falcao: “No es que quiera quedar bien porque soy su técnico, pero siempre fui un admirador suyo. Supe que iba a estar en los primeros planos del fútbol mundial”.

El viento sopla a favor y Pékerman representa ese optimismo con las sonrisas sobrias y la amabilidad en sus respuestas. Ya ganó con presión y el fastidio de partidos pasados. Ahora todo parece ser más sencillo.