Procuraduría alista decisiones por daños a estadio de Cali

Alejandro Ordóñez dijo que la administración de la ciudad no prestó atención "al riesgo" que había advertido el Ministerio Público.

La Procuraduría General de la Nación alista varias decisiones por el caso de Cali, donde el estadio Pascual Guerrero sufrió varios daños después de haber sido prestado el escenario deportivo para el Festival Petronio Álvarez.

Tras conocerse que estaba afectada la grama y algunas sillas, el procurador Alejandro Ordóñez dijo que no se prestó atención "al riesgo" que el Ministerio Público había señalado de llegar a utilizarse el estadio para eventos distintos a los netamente deportivos.

"Eso desde luego tendrán que asumirlo las autoridades disciplinarias o los procuradores que tengan las funciones disciplinarias porque fue dentro del marco de la órbita preventiva", aseguró.

En ese sentido, el procurador confirmó que una vez se configure que sucedió cualquier irregularidad, se abrirán los procesos del caso.

La Procuraduría había advertido de lo inconveniente que era prestar el escenario para actos diferentes a lo esencial, el fútbol.

El jueves el diario El País de Cali dio a conocer varias fotografías que dejan ver el daño que sufrió el estadio Pascual Guerrero.

La gramilla en la zona norte y la ubicación de las sillas para los periodistas que fueron utilizadas durante el mundial Sub-20 sufrieron daños.

Aunque el alcalde Jorge Iván Ospina defendió que no era cierta la presentación dada a las fotografías, en la opinión dejó el ambiente de detrimento al patrimonio al no hacer caso a las advertencias de la Procuraduría.