"Quedo en deuda con Millonarios": Andrés 'Manga' Escobar

El delantero no pudo llegar a un acuerdo con el cuadro embajador y viajará el próximo miércoles a Europa para comenzar la pretemporada con Dinamo de Kiev, de Ucrania. Asegura que le gustaría regresar y ser campeón.

Andrés “Manga” Escobar anotó siete goles con Millonarios. / Cristian Garavito

La novela de la continuidad de Andrés "Manga" Escobar en Millonarios llegó a su fin. Tras dos largos meses de incertidumbre, el delantero aclara su situación y le reveló a El Espectador que viajará el próximo miércoles 18 de enero a Ucrania, Europa, a realizarse exámenes médicos para unirse al Dinamo de Kiev, equipo que actualmente tiene los derechos deportivos del colombiano.

El oriundo de Puerto Tejada, Cauca, llegó al cuadro capitalino para la temporada del año pasado. A pesar de que muy pocas veces fue titular, tuvo aceptable desempeño en la cancha. Se va del club bogotano con siete goles. Comenzó su carrera en el Deportivo Cali gracias a su papá, ya que él optó porque Escobar hiciera parte de las divisiones menores del cuadro azucarero y no de América de Cali.

Con los verdiblancos se dio a conocer en el fútbol profesional colombiano. Posteriormente, el Dinamo de Kiev obtuvo sus derechos por cinco años; allí jugó durante un año. A pesar de que con el equipo ucraniano tuvo un buen debut, no volvió a ser tenido en cuenta para los otros partidos. Por tal razón, se devolvió a Deportivo Cali, en donde resurgió como jugador y, sobre todo, como delantero.

Tras la buena racha que tuvo con el cuadro azucarero, pasó al fútbol francés con el Evian TGFC. Luego jugó en Estados Unidos con F. C. Dallas y regresó al fútbol local para militar en Atlético Nacional.

"Manga" asegura que el fútbol lo escogió a él, ya que desde pequeño siempre mostró talento para el balón. “Era algo que me apasionaba y lo hacía muy bien, por eso me encaminé en él. Los primeros partidos que disputé fueron en el barrio y en el colegio”, comentó el jugador de 25 años.

¿Qué viene ahora para “Manga” Escobar?

Esperando todavía, no tengo nada concreto. Pero mi representante me aconsejó irme a jugar en Dinamo de Kiev, esa es la opción más cercana que vemos ahora mismo. Tengo muchas ganas de ir a Europa y espero que vengan cosas mejores que el año pasado.

¿Hasta cuándo tiene plazo de resolver su situación con algún equipo?

La verdad, a veces me angustia un poco no tener equipo y ver que en Colombia ya iniciaron la pretemporada. Sin embargo, en Europa todavía no es así, por eso viajaré el 18 de enero para realizarme los exámenes médicos y luego espero unirme a la pretemporada con el Dinamo.

¿Por qué comenzó el enredo de su continuidad en Millonarios?

Cuando salimos a vacaciones en diciembre, comenzamos a negociar para poder tratar llegar a un acuerdo. En ese momento el presidente Enrique Camacho me comentó que estaban analizando la situación del préstamo con Dinamo, ya que ellos me habían prometido un contrato más alto sí tenía un buen desempeño en la temporada. Lastimosamente no se pudo.

El problema fue netamente económico, ¿merecía pasar por esta situación?

Yo creo que todo pasa por algo. Dios sabe cómo hace sus cosas y yo no soy quién para juzgarlas. Fue una situación un tanto incómoda y espero salir de ella de la mejor manera.

¿Le hubiera gustado quedarse en Millonarios?

Sí, pero este ciclo en Millonarios ya pasó y me voy. Ojalá en un futuro tenga la oportunidad de regresar y salir campeón, ya que no es fácil que la hinchada te quiera. Quedo en deuda con Millonarios y su afición. Pero ahora debo aprovechar que tengo la opción de irme a Europa y eso es algo que me tiene feliz.

¿Qué le dejó el paso por Millonarios?

Me dejó mucha felicidad. Siento mucho agradecimiento con los hinchas y con mis compañeros. Tengo ganas de poder verlo campeón, de sentir esa emoción que da el celebrar un título, ojalá sea este año o cuando yo tenga la oportunidad de regresar.

¿Por qué cree que un equipo tan grande e histórico como Millonarios no ha podido volver a ser campeón?

No tengo una razón concreta. El último título que obtuvieron fue en 2012 y el club merece mucho más, por los hinchas que tiene y por los jugadores que conforman el plantel. Creo que hay muchos equipos buenos en el país que ponen la competencia alta, por eso Millonarios debe prepararse para vencer a esos rivales.

¿Qué opinión tiene sobre el técnico Diego Cocca y lo que hizo de dejar prácticamente botado a Millonarios?

Es una decisión muy difícil y personal. Él dijo que quería estar al lado de su familia y dirigir al club en el que siempre quiso estar. No sé si lo hizo bien o lo hizo mal.

¿Con qué entrenador se sintió mejor y le dio más minutos en cancha, con Rubén Israel o con Diego Cocca?

Los dos me aportaron grandes cosas para mi carrera. Mí comienzo con Millonarios fue bastante duro, ya que casi nunca fui tenido en cuenta para ser titular. Sin embargo, en los minutos que me daban en cancha me jugaba la vida como si fuera el último partido. Todo me lo gané a pulso, porque ninguno de los dos entrenadores me regaló nada.

¿Qué le faltó para ser titular?

Creo que eso va en gustos. De pronto los técnicos pedían más sacrifico, que es algo que a mí me cuesta mucho. Al final lo fui mejorando, por eso terminé jugando con el profe Cocca y lo hice de la mejor manera.

¿Hubo en algún momento negociaciones para irse a Independiente Santa Fe?

No, para nada. Esos son puros rumores. Yo estaba esperando la renovación con Millonarios para esta temporada.

¿Qué expectativas tiene con Dinamo de Kiev?

Todas las del mundo. Tengo muchas ganas de estar allá y de tener la oportunidad de disputar una Liga de Campeones y voy con toda la ilusión. Este era el momento que estaba esperando y quiero que todo salga como me lo he planteado este año para poder lograr las metas.

¿Cuándo se unirá al Dinamo de Kiev para comenzar pretemporada?

Viajo a Ucrania el 18 de enero y me realizaré los exámenes médicos respectivos. Luego me iré a Marbella, en España, a la pretemporada un mes y luego retornaré a Kiev para iniciar el torneo.

¿Cuál ha sido el mejor momento en su carrera deportiva?

Poder ser transferido a Europa. Eso fue en el 2011, yo jugaba en Deportivo Cali y el Dinamo de Kiev obtuvo mi pase por cinco años. Allí debuté en septiembre en un partido de la Copa de Ucrania. Fue un momento que recuerdo con mucho orgullo, pasé de ser nadie en Colombia a ganarme un puesto en Europa.

¿Qué cosas le quedan pendientes en el fútbol?

Aún me quedan muchas. Entre ellas está poder disputar un partido de Liga de Campeones y ser llamado para conformar la selección de Colombia, algo con lo que todos los futbolistas soñamos.