"Renuncio cuando entregue la estrella 14"

El presidente de Millonarios, Felipe Gaitán, detalla los últimos episodios que causaron polémica en el país. Cuenta los nuevos proyectos del club y anuncia cambios.

Felipe Gaitán, presidente de Millonarios, cumplió nueve meses al frente  del club. / Óscar Pérez
Felipe Gaitán, presidente de Millonarios, cumplió nueve meses al frente del club. / Óscar Pérez

Los últimos días no han sido fáciles para el economista Felipe Gaitán, quien desde hace nueve meses ocupa la presidencia de Millonarios. Desde que tuvo que salir a frentear la idea del integrante de la junta directiva Gustavo Serpa, de devolver los títulos de 1987 y 1988, ha estado en el ojo del huracán. Las pancartas en el estadio testifican que hoy es el blanco de las críticas. De hecho, sabe que por ahora es mejor no asomarse por El Campín, así el equipo vaya en la punta del torneo.

Ya lo vivió en un escenario inesperado. En el estadio Pacaembú, durante el partido de visitante del equipo azul con Palmeiras, cuando ingresaba a la tribuna y pasó cerca de los aficionados que viajaron con el equipo, constató la indignación de los hinchas. Hoy está convencido de que la idea de devolver dos estrellas es un despropósito, pero insiste en que cabe un debate ético para que se sepa que lo que sucedió en el pasado no puede volver a ocurrir. Con la marea baja, así compartió su visión de lo sucedido.

Diez días después del escándalo, ¿qué reflexión le deja la idea de devolver dos estrellas?

Primero debo decir que no fue una propuesta mía y que se socializó en una reunión faltando mucho debate. Lo que sí creo es que es un tema de discusión ética, válido por todo lo que ha pasado en el fútbol. Y es así, porque parte del nuevo Millonarios es que haya mucha transparencia. Queremos que predomine un tema corporativo alrededor de la actuación de las auditorías y revisorías. Acabamos de contratar una compañía para asegurar estar protegidos del lavado de activos. Tenemos la participación de un grupo nuevo como Amber Capital, un fondo de inversión americano que se unió a Millonarios. En ese sentido, siento que como debate fue válido, aunque también admito que se generó un fraccionamiento sobre la base de que hay hinchas que creen que esas estrellas pertenecen a ellos y a los jugadores que las ganaron.

¿Es decir que usted insiste en que al margen de las estrellas debe persistir ese debate?

Para mí la devolución de las estrellas no me parece lo correcto y reconozco que son de los hinchas, de los jugadores de la época y de quienes hicieron los goles. Eso no tiene discusión. Lo que sí me parece válido es que persiste un componente ético para que quede claro que los títulos no se pueden ganar a cualquier costo.

Pero existe una contradicción. Usted dice abiertamente que no se devuelven las estrellas, pero al menos uno de los miembros de la junta directiva del equipo dice que sí. ¿No hay una división en la cúpula de la institución frente a este espinoso tema?

Este debate todavía no se ha llevado a la junta. Es una idea que salió a la luz pública sin previa discusión, y aunque a nombre de la institución ya hubo un pronunciamiento a través de Noemí Sanín el fin de semana pasado, en el que dijo que para cualquier decisión se van a tener en cuenta a los hinchas, hay que decir que la afición ya se pronunció de una manera contundente sobre el tema de las estrellas. Por eso lo único claro es que no vamos a devolverlas.

¿Y qué responde a quienes dicen que a usted le faltó experiencia para manejar estos temas pasionales del fútbol?

La gente que manejaba el fútbol en Colombia hizo que durante diez años Millonarios perdiera dinero y lo llevaron casi a la quiebra. El equipo este año va a dar utilidades como empresa. En lo deportivo, el actual es el primer equipo que me toca conformar en el ciento por ciento y Millonarios no había tenido una campaña mejor en la última década. Va de líder en el torneo, tiene el mejor gol diferencia, tiene el menor número de goles en contra, hicimos contrataciones adecuadas, estamos expandiendo el tema de otros ingresos. El año pasado el asunto de la taquilla representó el 87% de los ingresos del club, en ocho meses fueron $11 mil millones, este año vamos a dar más de $26 mil millones y la taquilla sólo va a representar el 50% de los ingresos. Ya estamos vendiendo más de $250 millones en merchandising mensuales.

En el partido contra Júnior, antes y después del juego, la gente gritaba en su contra, es decir, que usted tiene la hinchada en contra. ¿Cómo se siente?

Entiendo la reacción de la hinchada. La idea la ventiló otro miembro de la junta directiva en un momento inadecuado, no había forma de que saliera de esa propuesta, tenía que ser el vocero y lo que terminaron entendiendo los hinchas es que quería entregar dos estrellas del club. Asumo las consecuencias, pero como presidente del equipo me tocaba ser el vocero.

¿Y ya enfrentó a los hinchas?

El primer encuentro fue muy hostil y se dio en Brasil. Pero después, ya en Colombia, las barras bravas se reunieron el viernes de la semana pasada e invitaron a los líderes de occidental y oriental, los hinchas de siempre del equipo que también son muy unidos. Inicialmente pensaban hacer algo muy fuerte el fin de semana, pero hubo común acuerdo en temas como no violencia y la decisión de hablar primero conmigo antes de actuar. Eso ayudó a que hubiera manifestaciones verbales duras, con carteles, pero mucho menos de lo que se ha previsto. Me he dedicado a trabajar con ellos y el asunto va caminando. No para devolver las estrellas, pues eso forma parte del ADN del equipo, pero sí para que quede claro que los títulos futuros no se pueden ganar a cualquier costo.

Y en medio de este despelote, ¿usted ha pensado en renunciar?

No pienso renunciar porque estoy haciendo bien las cosas. Esto fue simplemente un tema de comunicación. Renuncio cuando entregue a Millonarios la estrella 14. A mí me contrataron para sumar las estrellas 14, 15 y hasta 16, no para devolverme a la 11.

¿Y si esa estrella 14 no llega en diciembre usted se va?

Vine pensando en un plazo mayor.

¿Eso quiere decir que usted no se equivocó?

Insisto, se filtró un tema que no tenía sentido, pero los resultados de Millonarios como empresa, que es lo que me corresponde, son muy positivos. No he tenido equivocaciones grandes.

¿Y no cree que todo este tema de las estrellas puede tener efectos comerciales negativos?

Creo más bien que vamos a salir fortalecidos. Por el contrario, me parece que va a haber más ojos en la gestión de Millonarios para que haya mucha transparencia, y eso es muy bueno.

¿Y usted cree que la hinchada le va a jugar al debate ético que usted plantea?

Al menos los líderes con los que he venido hablando reconocen que hoy existe transparencia en el club y reconocen que en el pasado hubo gestiones que no tenían esa característica.

¿Ese debate puede atrasar otros proyectos prioritarios para el club en materia empresarial?

El tema de la emisión de nuevas acciones aún está quieto, pero hay que esperar el momento adecuado para hacerlo. Los demás proyectos están en firme. En lo deportivo estamos a las puertas de la clasificación a las finales en el torneo colombiano. Por los resultados de la Copa Sudamericana, el equipo está entre los 16 mejores oncenos de la región y todavía puede pelear estar entre los mejores ocho.

Usted es una persona nueva en el fútbol, ¿qué piensa de este deporte como negocio?

El fútbol es diferente, pero justamente me trajeron para liderar un proyecto distinto al que habitualmente se ha manejado en el fútbol nacional. Lo mío es sacar la marca adelante y diversificar los ingresos, porque no todo puede ser taquilla. En sólo aspecto de abonos, del semestre anterior, a pesar de la campaña desastrosa, pasamos de cuatro mil abonados a siete mil.

Pero muchos hinchas dicen que no son compatibles los políticos en la dirigencia del fútbol. Y Millonarios tiene hoy a la excandidata presidencial Noemí Sanín. ¿Cuál es su aporte?

Destaco la labor cumplida por Noemí Sanín. A pesar del desastroso resultado con el Real Madrid, fue muy loable la gestión que hizo y el acuerdo que se está concretando con ese club.

¿Hacia dónde va el proyecto deportivo de Millonarios?

Estamos consolidando las divisiones inferiores y vamos a trabajar mucho en el tema de captación de jóvenes talentos. Además, estamos mirando la posibilidad de establecer una alianza para participar en el torneo de la B e incluso en la C. La idea es buscar la forma de seguir fogueando a nuestros jugadores menores. Tenemos nueve equipos en formación y vamos a consolidar nuestra cantera. En cuanto al equipo principal, hay que ir mejorándolo.

¿Cuál es el mensaje final para los hinchas de Millonarios?

A mí me contrataron para que el equipo se ganara la estrella 14 y no vamos a devolvernos a la 11.

Temas relacionados