Santa Fe dejó frío el Atanasio: venció 2-1 a Medellín

Con goles de Anderson Plata y Leyvin Balanta, el cuadro bogotano tomó ventaja en el partido de ida de la serie ante el conjunto antioqueño.

Anderson Plata marcó el primer gol de Independiente Santa Fe en el Atanasio. Foto: archivo

Santa Fe es el mejor visitante de los ocho clasificados, llegó a los cuartos de final de la liga ganando 12 de los últimos 15 puntos que jugó fuera de casa. Y eso lo demostró contra Independiente Medellín, el equipo dirigido por Gustavo Costas se acopló muy bien al desarrollo del partido que se dio en el Atanasio Girardot y logró una victoria 2-1 que lo deja cerca a las semifinales. Aplicado, táctico y a punta de contragolpes apagó a un equipo antioqueño, que se vio enredado, sin ideas ni profundidad.

Independiente Santa Fe no se guardó nada. Desde el primer minuto dejó claro cuál sería la estrategia en el Atanasio: aguantar y contragolpear. El duelo parecía que se iba a dar así. Pero los visitantes fueron los que propusieron en el inicio. Contaron con dos ocasiones claras antes de los cinco minutos. La primera llegó tras un balón parado, como se ha vuelto costumbre en el equipo bogotano, aprovecharon un centro, doble cabezazo en el área y Osorio Botello inexplicablemente mandó el balón por arriba de la portería defendida por David González. Rápidamente el cuadro rojo perdonó a Medellín y no fue la única vez que lo hizo. Al minuto cuatro nuevamente los locales se salvaron, pase profundo de Botello a Anderson Plata, quien remató cruzado pero el balón se fue por fuera.

Cuando mejor estaba Santa Fe llegó el gol de Medellín. Centro de Didier Moreno, que Héctor Urrego no logró rechazar, el balón le quedó a John Hernández, quien remató de primera. Salvó Leandro Castellanos y el rebote lo aprovechó Mauricio Cortes para poner a vibrar a los seguidores rojos. El gol le dio aire a los dirigidos por Leonel Álvarez, que se montaron, intentaron con remates de media distancia, pero no les alcanzó. Por lo general estos aires que toman los equipos se van por la borda con un error y esto ocurrió con el conjunto antioqueño.

Tras un pase profundo para que Plata ganara por velocidad, Hernán Pertuz ganó el control del balón, pero quiso salir jugando y la presión del jugador santafereño hizo que el defensor se equivocara. Anderson entró al área, dejó regado a Didier Moreno y remató para empatar el partido. Fue un golpe duro para Medellín, que a lo largo de los primeros 45 minutos se vio sin ideas, lento, nunca utilizó las bandas para atacar, por lo que no fueron profundos y no lograron sorprender a los visitantes. Por su parte el equipo cardenal fue inteligente, marcó a Cristian Marrugo y evitó que el cartagenero organizara al 'poderoso', además estuvo organizado y aunque no tuvo mucho el balón, cuando atacó generó peligro sobre la portería rival.

En la segunda etapa las cosas no cambiaron mucho para Independiente Medellín. Lucieron lentos y sin ideas. Eso fue algo que aprovechó Santa Fe, que se volvió amo y señor del encuentro. No tuvieron inconvenientes en la zona defensiva y con velocidad en la zona de ataque complicaron a los locales, que no reaccionaron. Al minuto 55, nuevamente la pelota quieta fue clave. Levantó Jonathan Gómez y Leivyn Balanta, quien le ganó el duelo a Marlon Piedrahita, se levantó y de cabeza marcó su primer tanto en este semestre con el cuadro cardenal.

Con el marcador a favor y con la falta de ideas del ‘poderoso’, Santa Fe se cerró bien, no le dio espacios a Medellín, que, aunque tenía la posesión del balón, no logró reflejarlo en el marcador. Con el paso del tiempo el desespero se tomó al conjunto dirigido por Leonel Álvarez, el pelotazo, los remates de media distancia y los centros se volvieron más frecuentes, pero tan solo fue un cabezazo de Juan Fernando Caicedo y un remate de Juan Santa los que le dieron trabajo a Leandro Castellanos en la etapa complementaria.

Así se fue el tiempo, Leonel Álvarez con la mirada perdida en el terreno de juego nunca encontró la manera de darle vuelta a un encuentro en el que Santa Fe se paró bien, fue práctico y sacó adelante a punta de contragolpes. El equipo cardenal sacó un resultado importante, que lo deja bien parado de cara al partido de vuelta que se jugará en el estadio El Campín.