Santa Fe derrotó a Itagüí y revive en los cuadrangulares

Con 10 hombres durante todo el segundo tiempo, el cuadro cardenal consiguió su primera victoria en los cuadrangulares.

Luego de perder en su primer partido en los cuadrangulares semifinales, frente al Júnior de Barranquilla en el estadio Metropolitano, Santa Fe estaba obligado a ganarle a Itagüí y tras mostrar una notable mejoría se impuso 2-1, a pesar de actuar con 10 hombres todo el segundo tiempo. Este jueves se pondrá al día al jugar frente a Nacional el compromiso aplazado de la primera jornada en el estadio El Campín de Bogotá.

Desde los primeros minutos el partido fue disputado en la mitad del campo y con pocas opciones de gol. Por la lluvia que caía sobre el estadio de Ditaires, la cancha estaba muy rápida y a veces hizo que el juego fuera de choque y faltas. Tras las ausencias de Juan Daniel Roa y Luis Carlos Arias, el técnico Wilson Gutiérrez tuvo que rearmar su equipo con lo que tenía disponible. En defensa la novedad fue Marino García, quien actuó en el sector izquierdo cumpliendo una función interesante. En la mitad las novedades fueron William Zapata y Gerardo Bedoya, quien precisamente fue el gran responsable de la mejoría que mostró el cuadro cardenal respecto al partido anterior. Su liderazgo fue fundamental para organizar el equipo, que intentó ser preciso, jugar corto y tener la posesión del balón.

Hasta los primeros 20 minutos ninguno de los rivales había tenido opciones claras de gol. A pesar de que Santa Fe era el que más hacía por abrir el marcador, el cuadro local, dirigido por Carlos Navarrete, buscaba con jugadas rápidas sorprender a la zaga albirroja. En el minuto 28 fue la primera oportunidad de gol clara en el juego. Independiente Santa Fe llegó luego de un gran pase de Ómar Pérez para William Zapata, quien se perfiló y sacó al arquero, pero en el momento de patear le dio mal al balón, que salió desviado.

Al no encontrar el gol, Santa Fe comenzó a desesperarse y eso motivó a Itagüí a adueñarse del partido. Con Gustavo Bolívar como lanzador de pelotazos, el cuadro antioqueño complicó a Santa Fe, que cuando más perdido estaba en el compromiso, encontró cómo irse arriba en el marcador. Como es costumbre en el cuadro cardenal, cuando Ómar Pérez cobra, algo pasa. Un centro de pelota quieta suyo le cayó a Jéfferson Cuero en el centro del área, quien de cabeza habilitó al defensor Francisco Meza, que venía desde atrás y de pierna derecha marcó el 1-0.

Tras el gol de Santa Fe, el árbitro Juan Carlos Gamarra decidió expulsar a Daniel Torres por doble amonestación, lo que obligó a Wilson Gutiérrez a cambiar su esquema de juego. Sacrificó a William Zapata e ingresó a John Valencia con el fin de ocupar los espacios en la mitad del campo.

Para el segundo tiempo, Itagüí aprovechó el hombre de más para irse encima de Santa Fe, que apostó todo a defenderse y jugar al contragolpe. Por Silvio El Pulpo González ingresó Juan Fernando Caicedo, cambio que hizo el técnico bogotano en el entretiempo para tener jugadores rápidos en el frente del ataque.

Aunque Itagüí tuvo el balón, sus jugadores no contaron con precisión a la hora de definir. A medida que pasaban los minutos, cada vez eran menos sus ataques y eran mayores los espacios para los jugadores cardenales, que en el minuto 77 ampliaron el marcador con un cabezazo de Jéfferson Cuero que bañó al arquero tras un centro preciso de Gerardo Bedoya.

Aunque parecía que Itagüí estaba entregado, en una jugada aislada logró descontar con un cabezazo de Jorge Aguirre. Santa Fe siguió ordenado en los últimos minutos y concretó la victoria, que vuelve a ilusionar a sus hinchas. Tres de los cuatro partidos que le quedan en disputa serán en casa.