Santa Fe con 'esparadrapo' y 'marcadores' solucionó problemas de utilería

El cuadro bogotano olvidó la tula con el segundo uniforme y con camisetas de calentamiento y ‘chiviadas’ afrontaron el partido en Tunja.

Cortesía Ligapostobon.com.co

En el encuentro por fecha 15 de la Liga Postobón, Santa Fe visitó a Boyacá Chicó en Tunja y vivió un inconveniente poco visto en el fútbol profesional que casi le cuesta el partido el onceno bogotano. El utilero de la institución olvidó las camisetas que el equipo utiliza como reserva (blanca y roja) y como los boyacenses salieron con una camiseta naranja, les tocó improvisar y con esparadrapo y marcadores el equipo solucionó el problema.

En el primer tiempo a todas las personas que conforman Santa Fe les tocó correr e improvisar ante la negativa del Boyacá Chicó de cambiar de camiseta. El conjunto capitalino tuvo que utilizar la camiseta gris de calentamiento, a la que le pusieron los números con esparadrapo y con un atuendo poco visto en el equipo 'cardenal' (gris, blanco y rojo) salieron al terreno del estadio La Independencia.

César Pastrana sobre este primer incidente comentó en una entrevista con Caracol Radio “ese fue un trabajo de ingeniería de nuestro médico, del utilero y de mi asistente e incluso yo también colaboré y nos quedaron bonitos, pero aun así, estábamos desesperados porque no encontrábamos solución al problema”.

Para el segundo tiempo el cuadro cardenal tuvo que ser recursivo y por cuestión de patrocinadores, compraron en una tienda cerca al estadio de Tunja 15 camisetas blancas a $20.000 cada una y con marcadores pintaron los números y los patrocinadores. Pastrana pidió disculpas y afirmó que si esto no se hacía perderían los tres puntos.

Sobre el inconveniente y la negativa del Chicó en colaborar con el cambio de camiseta Pastrana afirmó “estoy sorprendido porque entre los dos equipos tenemos buenas relaciones, pero desafortunadamente me dijeron que no tenían otro uniforme, por eso nos tocó correr y se logró solucionar este impase”.

A lo anterior el presidente de Santa Fé agregó “como cabeza de la institución pedimos disculpas a nuestros patrocinadores, pero teníamos que salir a jugar y esta era la única manera”.

Al Independiente Santa Fe le espera una multa de cinco salarios mínimos por presentarse con uniforme que no corresponda al determinado, según el Artículo 92 del código disciplinario de la Dimayor. No obstante, al final lo que pierda Santa Fe, será poco puesto que terminó llevándose los tres puntos de la capital boyacense y quedó cerca de la clasificación a cuadrangulares.