Santa Fe ganó y quedó a un paso de la clasificación

Santa Fe venció 2-0 al Boyacá Chicó en Tunja con goles de Carlos Valdés y Yulián Anchico.

En la situación en que llegó Santa Fe al partido frente al Chicó en Boyacá lo importante no era cómo se jugara, sino ganar. A pesar de que el cuadro cardenal no hizo un gran partido, sí completó la tarea, ganó 2-0 y logró tres puntos valiosísimos que lo dejan a un triunfo de asegurar su presencia en los cuadrangulares semifinales. Desde el minuto 6, con gol de cabeza de Carlos Valdés, el equipo rojo se fue adelante en el marcador. Luego, en el 56, Yulián Anchico liquidó el partido.

En los primeros minutos no había un dominador claro, ninguno de los dos equipos se atrevía a crear peligro. En Santa Fe el técnico Wilson Gutiérrez tuvo que hacer variantes por causa de las bajas por lesiones y acumulaciones de tarjetas amarillas. En la zona media de marca estuvieron Gerardo Bedoya y Julián Guillermo, mientras que Luis Carlos Arias y Ómar Pérez fueron los volantes ofensivos. En punta también hubo variantes, Gutiérrez no utilizó a Jéfferson Cuero y jugaron Silvio González y Yovani Arrechea.

Al minuto 6, de pelota quieta, llegó el primer gol. Ómar Pérez levantó un centro preciso desde un tiro de esquina y sin marca cabeceó Carlos Valdés, quien sorprendió al arquero holandés del Chicó, Andre Krul.

Ese gol tempranero llevó a que los cardenales jugaran con tranquilidad y sin afán, mientras que el Chicó intentó empatar, pero sin claridad a la hora de definir. Los rojos cumplían con su objetivo de llevarse la victoria, sin embargo, el fútbol no era lúcido y se ganaba con una jugada aislada, porque a parte de esa del gol no se generaron más opciones claras.

Para la parte complementaria la intensidad de los rojos cambió y eso incidió en que se fueran encima de los boyacenses. Los laterales participaron más del juego y eso permitió que por los costados el cuadro cardenal creara peligro. Cuando Ómar Pérez cobra una pelota quieta algo pasa, por eso, rápidamente, al minuto 56, Yulián Anchico amplió el marcador. Centró el 10 argentino, Carlos Valdés ganó en el área de cabeza y le bajó la pelota a Anchico, quien controló y de pierna derecha pateó para poner el 2-0.

Contrario a lo ocurrido en partidos anteriores, Santa Fe no se conformó con el marcador a favor y siguió con actitud ofensiva y el dominio del balón. Los locales no reaccionaron nunca, Camilo Vargas no fue exigido y los rojos sí tuvieron oportunidades de ampliar el marcador. La más clara por intermedio de Arrechea, quien recibió un pase preciso de Silvio González, pero pateó al centro del arco, en donde estaba bien situado Andre Krul.

Santa Fe recibirá el próximo sábado, en el estadio de Techo de Bogotá, al Deportivo Pasto, que llega también con la necesidad de sumar para asegurar la clasificación. Un triunfo le daría al cuadro cardenal el tiquete a los cuadrangulares semifinales por segundo semestre seguido.