Santa Fe, la pasión de Guillermo Cano

El periodista y escritor Daniel Samper Pizano recuerda los días de gloria del equipo cardenal.

Daniel Samper Pizano.
Daniel Samper Pizano.
El año 1975 fue de grata recordación para Guillermo Cano por una contundente razón: ese año alcanzó su sexta estrella el Independiente Santa Fe de Bogotá. Y fue un momento gratificante porque definitivamente después de su familia, el tema al que le dedicaba mayor atención después del periodismo era al fútbol. Sus hijos y sobrinos aún recuerdan como defendía al delantero rojo Héctor Javier Céspedes para llevarle la contraria a todos o cómo defendía a su “divino negro”, el ariete vallecaucano Víctor Campaz. (Vea el especial 30 años sin Guillermo Cano)
 
 
 

En 1971 ya había vivido con las nuevas generaciones de su familia un título del Independiente Santa Fe. La familia en pleno viajó a Medellín para la primera final con Atlético Nacional, y acudió al partido de vuelta en Bogotá. Como no se sacaron ventaja y en ambas ocasiones quedaron cero a cero, fue necesario un tercer partido de desempate en el estadio Pascual Guerrero de Cali. En aquella ocasión, Santa Fe derrotó por tres a dos al Nacional con dos goles de Miguel Ángel Arce y uno de Pedro Alzate. (Vea las luchas y pasiones de Guillermo Cano)
 
En 1975, bajo la conducción del estratega chileno, Francisco Hormazábal y el liderazgo en la cancha del argentino Juan Carlos Sarnari, Independiente Santa Fe adelantó una excelente campaña a lo largo de todo el año. En las finales se impuso ante Bucaramanga y Medellín, empató con Cali y logró un triunfo determinante en el clásico bogotano ante Millonarios por tres a dos. En la segunda vuelta, únicamente lo pudo empatar Millonarios a los demás los derrotó. La sexta estrella, como escribió Guillermo Cano, bajó del cielo luego de derrotar al Medellín en su casa. (Lea: El primer título de Santa Fe que vio Guillermo Cano)