Santa Fe, a seguir el camino de la 'resurrección'