Santa Fe venció 1-0 a Envigado y asumió liderato

Wílder Medina fue el autor del tanto del triunfo cardenal, que aunque no gustó, logró tres puntos que lo dejan a un paso de la clasificación a los cuadrangulares finales.

Fue un partido eterno, el ritmo de juego fue lento y aburrido, sin embargo los rojos lograron el objetivo y ahora piensan en el juego del próximo miércoles frente a Gremio en Brasil por la Copa Libertadores.

Desde el principio Santa Fe fue el dueño y señor del partido, los rojos dominaron la pelota durante toda la primera parte y fueron los que generaron las opciones más claras de gol. Envigado, dirigido por Juan Carlos Sánchez, fue un equipo tímido y con pocos argumentos ofensivos.

Desde el minuto cinco Santa Fe comenzó a inquietar el arco defendido por Víctor Hugo Soto, luego de una opción de Wílder Medina, que pudo definir tras un gran pase de Daniel Torres.

Aunque el cuadro rojo era el dominador, las opciones hasta antes del gol, llegaron por remates desde fuera del área. Gerardo Bedoya fue uno de los que insistió con esa modalidad y realizó cuatro remates a puerta.

Al minuto 20 llegó el gol para Santa Fe, que por medio de la pelota quieta, como ha sido costumbre en los últimos partidos, encontró la manera de irse adelante en el marcador. Ómar Pérez centró y Wílder Medina en el segundo palo, de cabeza, logró llegar a nueve tantos en el semestre.

Luego del gol, Santa Fe siguió insistiendo, pero la falta de definición fue notoria y con solo un gol de diferencia terminó la primera parte.

En el complemento, la intensidad de juego fue diferente, los rojos continuaron con dominio total del balón, pero sin generar oportunidades claras de ampliar el marcador. La primera del segundo tiempo llego hasta el minuto 63, luego de un remate de media distancia de Ómar Pérez que pasó por encima del horizontal, luego, al 66, el arquero Soto salvó un mano a mano frente al 10 argentino.

Santa Fe aunque fue superior, no logró ser rápido en el juego ofensivo, las llegadas eran anunciadas y bien controladas por la defensa naranja o muchas veces mal finalizadas por parte de los hombres cardenales. Eso sí, Envigado no mostró mayores argumentos y quizás por eso el relajamiento de los cardenales.

A minuto 76 Ómar Pérez de tiro libre por poco logra ampliar el marcador, pero el arquero envigadeño salvó.

En los minutos finales los cardenales terminaron pidiendo tiempo, ya que por causa de su pasividad en el terreno de juego, por poco termina cediendo puntos, ante un Envigado muy pobre.