Se prendieron las alarmas en Millonarios

Dos partidos ganados, dos empatados y cuatro perdidos en ocho presentaciones, además de un pobre rendimiento futbolístico, colmaron la paciencia de los dirigentes del club.

Dos partidos ganados, dos empatados y cuatro perdidos en ocho presentaciones, además de un pobre rendimiento futbolístico, colmaron la paciencia de los dirigentes de Millonarios, que aunque pretenden implementar una nueva manera de manejar un club de fútbol en Colombia, respetando procesos y planificando a mediano y largo plazo, entienden que es el momento de tomar correctivos en el equipo.

Por eso citaron a una reunión extraordinaria de Junta Directiva, en la que inicialmente se buscarán soluciones a la crisis deportiva. "Esta decisión obedece a la natural preocupación por los recientes resultados. Debemos hacer un diagnóstico certero que será indispensable para tomar las medidas que sean del caso. Debemos ser responsables con Millonarios F.C., sus accionistas e hinchas, que con toda la razón deben estar preocupados y a la espera de decisiones que recompongan el rumbo. Estamos preocupados y vamos a tomar acciones”, afirmó ayer Eduardo Silva, representante legal del club embajador.

El hecho de que a los jugadores se les esté pagando cumplidamente ha servido para que corran, luchen y tengan actitud dentro del campo, pero en el grupo hay limitantes técnicas inocultables, producto, en buena medida, de la falta de refuerzos, pues de los cinco futbolistas que llegaron para este semestre, ninguno es titular y ha sido un verdadero revulsivo en la plantilla.

“Claro que estoy preocupado, más que todos, pero repito que este es un equipo que se está armando, que necesita partidos para consolidarse. Hay momentos buenos, pero debemos tener mayor continuidad”, dijo el técnico Richard Páez luego de la derrota 3-2 del sábado frente a Real Cartagena, la segunda consecutiva en el torneo.

De momento, se espera un llamado de atención para jugadores y cuerpo técnico, pero no sanciones o despidos, aunque seguramente si no se le gana el miércoles a una nómina mixta del Santa Fe, se tomarán medidas radicales.