Si 'Liza' levanta, Deportivo Cali también

El 10 del equipo azucarero se lesionó en la pretemporada y ahora está volviendo a jugar. Cree que de este mal momento saldrán adelante.

Deportivo Cali

Cuando el Deportivo Cali jugó su primer amistoso de pretemporada ante Depor FC y logró una importante victoria que sirvió para ver en acción a los refuerzos del equipo para 2014, Carlos Lizarazo, una de las grandes figuras del semestre anterior, en el cual se perdió la final frente a Atlético Nacional, salió lesionado. Una fatiga muscular lo alejó de las canchas y lo dejó sin opciones de comenzar jugando en este semestre.

Con apenas 22 años, pero con la personalidad de un veterano, Lizarazo ha podido sobreponerse a malos momentos, como el que vivió en 2010 cuando una rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda lo dejó seis meses sin jugar. “Uno ha aprendido a tener paciencia para recuperarse. Eso tuve en ese momento y ahora. Me hubiera gustado jugar la final de la Superliga frente a Nacional, pero sólo pensaba en recuperarme”, reconoció.

Ahora, cuando apenas esta regresando a jugar, el club azucarero atraviesa un mal momento en la Liga: tan sólo tiene dos puntos en la tabla y se va quedando colgado pensando en la clasificación a las finales del FPC.

Sus palabras son pocas pero contundentes, como los pases que sabe meterles a los delanteros para anotar. Así habló con El Espectador sobre el momento que vive su Deportivo Cali, equipo del cual es hincha y con el que quisiera lograr un título.

¿Cómo se siente tras su lesión?

Quizás no estoy en mi mejor nivel, porque la parte física aún me cuesta. Hay momentos en los que siento que mi cuerpo no me responde, pero de a poco iré regresando a la forma en que estuve al final del semestre anterior.

¿Cómo analiza este momento por el que pasa el Cali?

Hemos mejorado un poco en la parte colectiva y eso es lo que debemos seguir haciendo para que retomemos el camino del triunfo por el que estuvimos. Con esa mentalidad, ya llegará el momento de comenzar a sumar de a tres, que es lo que uno necesita para que todo cambie. Siempre quiero jugar, pero por cosas del fútbol y la lesión me perdí los primero partidos y eso fue difícil para mí.

¿Cómo fueron esos días de recuperación?

Fueron momentos complicados, porque uno siempre quiere jugar. Las lesiones musculares se deben tratar con mucha paciencia y por eso me demoré un poco en volver a jugar. Ahora debo perseverar, intentar poco a poco ganar más ritmo y creo que lo importante es que me siento cada vez mejor.

¿Quizás falta que engranen los refuerzos como Marrugo, Ramírez, Bolívar y Casierra?

Todos ellos son muy buenos jugadores, por algo vienen al Cali. La idea es partido tras partido irnos entendiendo de la mejor manera, así todos juntos comenzaremos a sacar adelante al equipo.

¿Particularmente qué futuro le ve a la sociedad con Christian Marrugo?

Él es un crack, por algo ha podido ir al fútbol internacional, ser parte de la selección y triunfar en Colombia. Con el tiempo nos entenderemos mejor en la cancha y eso será de beneficio para el equipo.

¿Le preocupa la falta de gol?

Es cierto que hemos perdido el arco en los últimos juegos, pero tenemos todas las herramientas para volvernos un conjunto efectivo. Esto no comenzó bien, pero seguro le daremos vuelta, porque tenemos cómo hacerlo.

¿Cómo sobreponerse a este momento en el que los números no respaldan el proceso?

Hay que revertir la situación. Queremos hacerlo y para eso nos falta efectividad para volver a sumar constantemente de a tres. Frente a Santa Fe fue un partido difícil, son un gran equipo y a pesar de eso logramos mostrar cosas importantes. Siento que vamos mejorando y con la ayuda de Dios y mucho trabajo saldremos de esta.

Leonel ha hecho referencia a que en Cali no les gusta nada y critican siempre, incluso hasta cuando lograron cosas importantes...

Quizás en Cali los periodistas y algunos hinchas, que son minoría no se conforman con nada. Estamos acostumbrados a eso. Mucho más los que somos de la casa. Eso le tiene que resbalar a uno y más bien preocuparse por mejorar siempre. El semestre pasado hicimos cosas importantes y se atrevían a criticar.

¿Cómo maneja eso usted?

Con personalidad, sabiendo que primero que todo está el equipo y lo que debemos hacer es preocuparnos por el bienestar de nuestros compañeros. Hay que blindarse de esas criticas que no aportan nada sino que buscan destruir.

¿Los pudo afectar la salida de María Calara Naranjo?

Dicen ese tipo de cosas, pero eso no es así. Esos fueron roces dirigenciales de los cuales estuvimos distanciados. Al fin y al cabo el Cali sigue y nosotros debemos seguir dándolo todo por este equipo.

Ahora viene O'Higgins por la Copa Libertadores, en la que comenzaron con pie derecho...

Sí, arrancamos bien y queremos seguir así en la Libertadores. O'Higgins es un rival complicado, fue el campeón de Chile y tiene un juego muy rápido que nos obliga a estar concentrados en todas las zonas del campo. La intensidad a este nivel es diferente. Vamos con la idea de traernos algún punto.