Con la soga al cuello

Faltan dos jornadas para que se defina el equipo que descenderá directamente a la categoría B del fútbol profesional colombiano y todo parece indicar que Cúcuta Deportivo no tiene salvación.

Sobre todo porque el conjunto nortesantandereano enfrentará en las próximas fechas a los dos mejores equipos del campeonato, Santa Fe y Nacional.

Lo más grave es que el que hoy es penúltimo en la tabla, el Deportes Quindío, no puede respirar tranquilo, porque seguramente tendrá que jugar la promoción contra el subcampeón del torneo de ascenso, un duelo bastante complicado, sobre todo por la manera como está jugando el cuadro cafetero, que el domingo en la noche cayó en su casa ante Envigado.

El Atlético Huila tampoco tiene todavía garantizada su presencia en la A para 2014. Matemáticamente los opitas podrían ser superados por motilones y cuyabros.

“Nosotros no bajamos los brazos, sabemos que tenemos una misión prácticamente imposible, pero vamos a seguir peleado hasta el final”, señaló el técnico del Cúcuta, el uruguayo Julio González.

El año pasado el equipo de la frontera vivió una situación similar, cuando jugó la promoción frente al América, al que finalmente derrotó en el doble enfrentamiento. “Eso es algo que uno no quiere repetir. El equipo se ha entregado en la cancha, pero no ha tenido suerte”, explicó el defensa rojinegro John Lozano.

William Tesillo, zaguero del Quindío, señaló que a pesar de la derrota frente al Envigado, él y sus compañeros confían en mantenerse en la primera división: “Es lógico que con ese resultado la afición esté pesimista, pero vamos a dejar todo en la cancha para sumar en los partidos que faltan”.

El plantel cafetero está conformado por muchos juveniles, a los que les podría pesar jugar una serie de promoción para mantener la categoría. “Pero son futbolistas profesionales y deben mostrar de qué están hechos. En estas situaciones de presión se conocen los hombres valientes”, sostuvo el técnico cafetero, César Torres.

Uniautónoma ganó el torneo de la B en el primer semestre y aseguró, como mínimo, jugar la promoción. Ahora espera al campeón del segundo semestre, cuyos cuadrangulares, con los barranquilleros en disputa, comenzaron el domingo, para disputar el ascenso directo. El 30 de noviembre se definirá el título del Torneo Postobón 2013. El ganador jugará en la A el año entrante y el perdedor disputará la promoción, entre el 7 y el 11 de diciembre.