"Tenemos la confianza intacta"

El técnico embajador, Hernán Torres, sabe que aún queda mucho camino por recorrer.

Hernán Torres (izq.) le da indicaciones a Wason Rentería. / Gustavo Torrijos

Pese a caer como local en la primera fecha de los cuadrangulares ante el Deportivo Cali, en Millonarios reina el optimismo y la confianza de cara a lo que viene. Justo eso fue lo que se respiró ayer en la cancha de El Campincito, donde el equipo se entrenó para su segundo compromiso de las semifinales de hoy ante el Deportivo Pasto en El Campín, a partir de las 5:30 p.m (RCN).

Pese a la derrota, a la pérdida de la final de la Copa Colombia con el Nacional y a la lluvia de críticas por el bajón futbolístico, sus jugadores confían en que el camino aún se puede componer. Es así como en el interior del grupo reinan la tranquilidad y las ganas de darle vuelta a este mal momento.

“El grupo tiene la confianza intacta. Reconozco que se perdió un partido de local importante contra el Deportivo Cali, pero el equipo sabe lo que tenemos, el trabajo que hemos realizado, y estamos fuertes para lo que se viene del torneo. Sabemos que se nos puso un poco complicado el camino, pero este es un equipo que siempre le ha puesto el pecho a la brisa”, expresó el estratega tolimense Hernán Torres.

Esta tarde Millonarios recibirá al Pasto, que viene de conseguir una importante victoria en su casa frente al Once Caldas, tras los problemas que se presentaron con cuatro de sus jugadores que durante la semana abandonaron el equipo debido a la falta de pago de sus sueldos.

“Va ser un partido duro, complicado. Todos sabemos que el cuadro pastuso juega bien, tiene buena técnica y su filosofía de juego es ir hacia adelante. No va a ser fácil, como ninguno de los partidos de estos cuadrangulares. Pero por eso dentro de los ocho están los mejores del torneo”, reflexionó Torres, a quien en el último partido de su equipo se vio bastante molesto por el bajo rendimiento de sus dirigidos. Sin embargo, reconoce que Millonarios no pudo haber perdido de un día para otro su identidad, estilo, velocidad, entrega y movilidad.

Para el juego de hoy aún no están listos para su regreso Álex Díaz ni Harrison Otálvaro, quienes siguen con algunas molestias físicas: “Vamos a mirar cómo llegan y cómo evolucionan. Están concentrados con todo el equipo, pero el médico me dirá la última palabra”, explicó el tolimense de 52 años, quien ayer en el entrenamiento lució visiblemente más tranquilo que el pasado miércoles en El Campín.

El entrenador tiene muy claro que ante la adversidad el camino es trabajar: “Hemos visto los videos. Futbolísticamente hemos entrenado en estos días para corregir algunos detalles que claramente vemos en la cancha, sobre todo en el frente de ataque. Pero también tenemos que fortalecer la línea defensiva, porque últimamente el rival nos llega una vez o dos y nos convierte. Sabemos que si estamos en estas instancias es porque hemos hecho una gran labor, pese a todas las lesiones que sufrimos”.

En cuanto al estado anímico de sus jugadores, Hernán Torres respondió sin pensarlo ni un solo instante: “Este es un equipo que siempre está motivado, un grupo humano bueno, sano, con mucha ilusión y esperanza. El hecho de que se haya perdido de local ante Cali no quiere decir que ya estemos eliminados. Hay que pelear y yo siempre me he caracterizado por luchar contra la corriente y contra las dificultades”.

Torres aprovechó la oportunidad para pedirle paciencia a la afición: “Pienso que la gente sabe qué jugadores tiene Millonarios; la hinchada es consciente de la responsabilidad y el compromiso que tiene cada uno de los deportistas. Yo le digo a la hinchada que tenga fe, que aún queda mucho camino por recorrer. No será fácil, pero hemos trabajado para sacar buenos resultados”.

[email protected]

@manu2385