El regreso de Hernán Peláez a la televisión

El periodista vallecaucano, que el próximo 29 de enero cumplirá 73 años, estará desde este lunes en Fox Sports con el programa La Última Palabra.

Hernán Peláez Restrepo está feliz por su retiro de la radio después de más de 50 años, porque ahora tiene más tiempo para su familia. También lo están su esposa Beatriz Andrade, sus tres hijos, Jorge Hernán, María Beatriz y José Manuel, y sus cinco nietos Alejandro Peláez, Sofía, José María, Alejandro Mesa y Sebastián.

“La verdad es que sí, estoy contento, tengo más tiempo para mis cosas, mi familia, para leer”, dijo Peláez, quien justamente antes no tenía ni tiempo para hablar por teléfono con sus amigos.

Hernán, columnista de este medio y maestro de ceremonia del Deportista del Año de El Espectador por 18 años, regresa el lunes 25 de enero a la televisión en la cadena Fox Sports, con un programa de entrevistas llamado La Última Palabra, de 8 a 9 de la noche. Su primer invitado será Mario Alberto Yepes. “Es como una especia de Café Caracol, pero en televisión. Más que entrevistas son charlas descomplicadas y humanas con personajes del mundo deportivo. Me centraré en deportista retirados, porque pueden hablar sin ningún tipo de prevenciones, sin compromisos, más relajados. Un hombre tan mediático como James, por ejemplo, no puede decir cosas que un retirado sí”, explicó.

Peláez Restrepo se retiró en diciembre de 2014 de la dirección del programa La Luciérnaga de Caracol, y en diciembre de 2015, también le dijo adiós al Pulso del Fútbol, que durante años hizo junto a Iván Mejía.

- ¿Le ha hecho falta la radio? -
“La verdad no, cuando yo tomo mis decisiones son drásticas. No sólo no me hace falta sino que no oigo radio. Por terapia mental no lo hago, no escucho ni La Luciérnaga ni El Pulso. Empiezo a oír y si hay alguna equivocación, me mortifico, y me parece que no es sano ponerme a cuestionar. Hace pocos días me escribió un oyente diciendo que César había dicho mal el nombre del equipo de Santiago Arias...entonces yo prefiero no saber nada”.

De sus sueños por cumplir, tiene un proyecto, por ahora, congelado y es un programa de música, su otro hobbie. “Por ahora estoy feliz con mi programa en Fox, y claro, seguiré con mis columnas de El Espectador y el Deportista del Año”.

Efectivamente, en su entorno familiar hay alegría por poder compartir más tiempo con él, pero también hay cierto malestar, “porque después de 40 años trabajando en Caracol ni siquiera le hicieron un almuerzo de despedida, parece que se hubiera ido un practicante y no el hombre que le entregó la vida a su trabajo”.