Todo fue rojo en El Campín

El conjunto cardenal le ganó el clásico a Millonarios con gol de penalti de Ómar Pérez.

Ómar Pérez desequilibró el clásico bogotano con un impecable cobro de penalti y dejó a su equipo como líder.   /Óscar Pérez
Ómar Pérez desequilibró el clásico bogotano con un impecable cobro de penalti y dejó a su equipo como líder. /Óscar Pérez

Cierto es que los técnicos no juegan, que la única verdad del fútbol está dentro del terreno. Pero también es verdad que de la menara como se planifique un partido, depende el resultado.
Y anoche Santa Fe derrotó justamente a Millonarios, porque su técnico, Wilson Gutiérrez, superó en la estrategia al timonel albiazul Hernán Torres.

Lo hizo porque fue recursivo. Aprovechó las expulsiones de Yulián Anchico y Jéfferson Cuero, sancionados con dos y cinco fechas, respectivamente, por sus expulsiones en Cali, para darle mayor solidez al equipo.
En la mitad de la cancha puso una línea de tres volantes de marca, que anuló totalmente a los dos creativos embajadores, Máyer Candelo y Hárrison Otálvaro. Ahí estuvo la clave del juego, porque mientras a los albirrojos les bastaba con la claridad de Ómar Pérez y la movilidad de Wílder Medina y Cristian Martínez, para generar peligro, Millonarios sufrió mucho al menos para acercarse a predios de Camilo Vargas.

Y eso que la primera opción de gol fue de los azules, cuando apenas habían pasado 20 segundos de juego. Montero hizo una doble gambeta al borde del área y sacó un remate que pasó cerca del vertical derecho.

Pero Santa Fe respondió de inmediato con dos llegadas de Medina, siempre activo y desequilibrante. Se alejaron ambos equipos de los arcos hasta que, tras una falta inexistente de Candelo sobre Pérez y un cobro a riesgo, Pedro Franco obstaculizó en el área a Wílder. Penalti decretado por el árbitro Hernando Buitrago, que Ómar Pérez transformó en gol.
Pudo empatar Millonarios luego de un error de Camilo Vargas, quien se complicó con la pelota y la perdió con Érick Moreno. Por fortuna para los 30 mil hinchas cardenales que asistieron a El Campín el portero rectificó y detuvo el remate del delantero azul.

La primera novedad del complemento fue la amonestación a Jhonny Ramírez, quien debió ser expulsado por un codazo a Pérez. Después Millonarios tuvo tres opciones claras con Moreno y Montero, resueltas por Vargas dos veces y Francisco Meza, en un cierre preciso.

El técnico Torres tiró los restos. Sacó a Rafael Robayo, un volante de marca, y metió a Wason Rentería. Y con espacios, Santa Fe pudo aumentar el marcador en el contragolpe, pero Daniel Torres no se tuvo confianza para rematar al arco y su pase a medida fue muy atrás. Luego Wílder anotó, pero en posición adelantada, y Luis Delgado ahogó el grito de gol de Martínez Borja.

Millonarios asumió el manejo del partido y metió a Santa Fe en su cancha, pero no fue contundente. Para completar, a 10 minutos del final Máyer Candelo vio la roja tras doble amonestación.

El próximo sábado, desde las 5:30 p.m. por RCN, el cuadro cardenal recibirá al Once Caldas con la idea de afianzarse en el liderato y comenzar a acariciar la final. Los azules viajarán a la capital del Valle del Cauca, para enfrentar al Cali en el Pascual Guerrero, desde las 7:45 p.m., por Win.