Triunfazo de Santa Fe

El equipo bogotano venció ayer 4-0 a Águilas de Rionegro y llegó a 27 puntos en la tabla de posiciones de la Liga Águila. En casa tendrá la clasificación a las finales.

El delantero Ánderson Plata fue la figura de Santa Fe, al marcar dos goles. / Johnatan Ramos
El delantero Ánderson Plata fue la figura de Santa Fe, al marcar dos goles. / Johnatan Ramos

Después de la eliminación de la Copa Águila a mitad de semana ante Atlético Nacional, con una dolorosa goleada 4-1, a Independiente Santa Fe sólo le quedó la Liga Águila. Así que desde el viernes por la mañana, cuando llegaron al entrenamiento en la sede de Tenjo, Cundinamarca, los jugadores y el cuerpo técnico se reunieron en círculo en el centro de una de las canchas, hablaron y llegaron a la conclusión de que todo no se había perdido y que así las cosas no se hubieran dado a lo largo de la temporada en los diferentes certámenes que se han disputado, darían todo por terminar de la mejor manera posible en la Liga Águila.

Y esa actitud se notó ayer sobre la cancha del estadio Alberto Grisales de Rionegro. De principio a fin el cuadro albirrojo fue superior a Águilas Doradas y lo venció 4-0. El marcador lo abrió al minuto 27 el volante argentino Jonathan Gómez, tras una gran habilitación del vallenato Ánderson Plata. Luego, antes de terminar el primer tiempo, Plata puso el 2-0. Aunque partió en fuera de juego, el árbitro Carlos Betancur no lo sancionó y el delantero cardenal aprovechó para ganarles en velocidad a los defensores del equipo antioqueño y sorprender al arquero con un gran amague. 

Humberto Osorio Botello amplió la ventaja cuando apenas iniciaba la segunda parte, tras recibir un buen centro a ras de piso de Cristian Borja y empujar el balón al fondo de la red. El tanto que selló la goleada final fue anotado nuevamente por Ánderson Plata, quien ganó en velocidad, eludió a dos defensores y al arquero, y definió bien.

Este fue un triunfazo para Santa Fe. No sólo por lo que representará anímicamente, después del duro golpe del jueves anterior, sino porque llegó a 27 puntos en la tabla de posiciones de la Liga Águila y quedó muy cerca de la clasificación a las fases finales. Venció a un rival directo en el objetivo de avanzar a la otra fase y le sacó una importante ventaja al octavo. 

Quedan 12 puntos en juego y nueve de ellos los disputará Santa Fe en Bogotá. Es decir, que la clasificación está en casa, en donde el equipo albirrojo se hace fuerte. Claro que serán juegos complicados. En la próxima fecha recibirá al Deportes Tolima y luego jugará en Techo ante Fortaleza, club que está en la lucha por no descender. Después recibirá nada menos que a Nacional, equipo que recientemente lo goleó 4-1. Finalmente, visitará al Once Caldas en Manizales. Las cuentas dicen que el equipo de Costas necesitará cuatro de 12 unidades para avanzar a las finales, es decir, un rendimiento menor al 50 %. 

Temas relacionados