“Vamos a vivir para Santa Fe”: Alexis García

El chocoano, de 55 años, dice sentirse feliz por llegar a un club en el que el sentido de pertenencia es muy fuerte. “Aquí encontré una familia”, expresó.

Alexis García, en la presentación como nuevo técnico de Independiente Santa Fe. / Luis Ángel - El Espectador

Asumir la dirección técnica de Independiente Santa Fe será, sin duda, un gran desafío para el chocoano Alexis García. Si bien esta será su novena vez en un banco técnico, en sus experiencias pasadas en los equipos, llamados grandes, no tuvieron sus mejores réditos. Su carta de presentación es la Equidad, club con el que llegó a tres finales de la Liga, ganó la Copa Colombia, en 2008 y clasificó tres veces a la Copa Sudamericana.

Pero además de entrar a un club que está en el punto más alto de su historia deportiva, con el título de la Copa Sudamericana en su bolsillo, Alexis llega en un momento de crisis a apagar el incendio que dejó el fin de semana la renuncia del uruguayo Gerardo Pelusso, la ida y el regreso del jugador argentino Ómar Pérez y una hinchada que quedó resentida y que en principio rechaza su nombre como técnico cardenal. Y, en lo deportivo, levantar al equipo en la Liga Águila, en la que marcha en la decimocuarta posición y clasificarlo a la segunda ronda de la Copa Libertadores.

Pero Alexis García no es inferior a este reto. Ayer, después de su primer entrenamiento, junto con el presidente cardenal César Pastrana y su cuerpo técnico (Gerardo Bedoya, Carlos Valencia y Javier Arango), llegó con su nuevo uniforme de sudadera roja a su primera cita con la prensa, ahora en su condición de técnico cardenal.

Y su primera declaración la utilizó para decir el orgullo que siente por llegar a una institución como Santa Fe. Y luego, al grano: “Sé que no tenemos mucho tiempo para trabajar, los jugadores traen un desgaste grande; Santa Fe es un equipo que se volvió grande y crecer duele, pero se están recuperando. No habrá cambios sustanciales; anímicamente hay que recuperar a los futbolistas, pero este es un grupo humano grande, educado como amigos, como una familia, con corazones muy limpios, hay un hilo grande, en la parte personal y eso simplifica las demás cosas. La verdad es que estoy muy feliz con lo que encontré”.

Y después, claro, habló de lo que todos querían hablar, de Ómar Pérez: “Es un jugador más del equipo, pero muy importante, ha sido el estandarte, he tenido la fortuna de hablar con él, de entender el problema por el que acaba de pasar. Y hay que tener afecto por un jugador de sus características, por ser un líder positivo, la verdad es que su humildad me dejó descrestado”.

Sobre el reto al que se enfrenta, el chocoano de 55 años aseguró que “la tarea no será tan difícil cuando se encuentra a unos jugadores con mucho sentido de pertenencia por el club, el camino se puede recomponer. Ustedes conocen mi capacidad para conciliar, peleo hasta con los dientes por mis causas. Vamos a vivir para Santa Fe”.

A su turno, César Pastrana intervino para explicar que había hablado con Ómar Pérez y que él le había reconocido que se había equivocado: “Ómar es un gran hombre, un gran señor, un ídolo. Puso la cara y pidió disculpas, errar es de humanos, empezamos un nuevo proceso, en el que todos estamos unidos, de la mano de un gran cuerpo técnico, de un entrenador que conoce el medio, los jugadores. De estas crisis tienen que salir cosas buenas e importantes”.

El dirigente contó que sostuvo conversaciones con el técnico Gustavo Costas, a quien inicialmente le gustó la idea de regresar a Santa Fe, pero que horas más tarde se había comunicado con él para decirle que se quedaba en Atlas, que allí lo habían respaldado.

Parece que esta novela por fin llegó a su final. Alexis García no tiene espera, hoy ya debutará en el banco cardenal frente al Júnior: “Estén seguros de que Santa Fe pronto estará en los primeros lugares”, fue su compromiso.