Víctor Ibarbo, la apuesta de Nacional

El tumaqueño no vive un buen presente en Watford de Inglaterra y vería con buenos ojos su regreso al equipo en el que debutó en 2008 para retomar el nivel y volver a la selección.

Víctor Ibarbo, en su primera etapa como jugador de Atlético Nacional. / David Campuzano

Jugar la Copa Libertadores de América es una motivación mayúscula para Víctor Ibarbo, de ahí que le llame tanto la atención la idea de volver a Atlético Nacional, el equipo en el que debutó como profesional en 2008 y en el que salió campeón en 2011. En Europa tuvo buenos momentos. Con el Cagliari jugó 121 partidos y anotó 15 goles.

Su rendimiento fue tan destacado, que hizo parte de la selección colombiana de fútbol en el Mundial de Brasil 2014, siendo una buena alternativa para el técnico José Pékerman cuando se buscaba un jugador rápido por la banda izquierda que le brindara desequilibrio en ataque y con sacrificio en defensa. Actuó en tres de los cinco partidos que jugó el equipo nacional en Brasil y el balance fue tan positivo, que siguió siendo tenido en cuenta por parte del seleccionador tricolor.

En enero de 2015 pasó a la Roma, un equipo grande de la Serie A, en el cual desafortunadamente no contó con muchas oportunidades (tan sólo 13 partidos) y por eso fue cedido al Watford de Inglaterra, en donde no ha tenido la confianza del técnico español Quique Sánchez Flores. Ayer, por ejemplo, fue suplente en el partido de Liga ante el Southampton. Con la intención de sumar minutos, retomar su nivel y regresar a la selección de mayores, Ibarbo vería con buenos ojos la idea de los directivos de Atlético Nacional, que lo quieren traer como refuerzo estelar para esta temporada, en la que disputarán Superliga Águila, Liga Águila, Copa Águila, Copa Libertadores y posiblemente Copa Sudamericana (si le ganan la Superliga al Deportivo Cali).

El tumaqueño de 25 años pertenece al Cagliari, equipo que lo cedería por seis meses o un año al cuadro verdolaga. He ahí una de las trabas en la negociación, pues el club de la Serie A estaría dispuesto a prestarlo solamente por un semestre, pero Nacional lo desea mínimo un año. Claro que según el propio presidente verdolaga, Juan Carlos de la Cuesta, lo que falta son detalles mínimos. Por eso hoy estaría oficializándose la llegada de Ibarbo al equipo que está armando Reinaldo Rueda para disputar la Libertadores. Ya han sido oficializados Andrés Ibargüen, Daniel Londoño, Felipe Aguilar, Cristian Bonilla, Sherman Cárdenas, Juan Pablo Nieto, Arley Rodríguez y David Castañeda.

El argentino Óscar Héctor Quintabani, quien hizo debutar a Ibarbo y además lo usó en el Nacional campeón del primer semestre de 2011, le contó a El Espectador cómo fue el proceso del tumaqueño en el equipo de Medellín. “Entró por el conducto de divisiones menores. Yo lo conocía bien de niño, pero quien dio el aval para que ingresara al equipo fue Norberto Peluffo. En el segundo semestre de 2007 lo subimos al primer equipo, para que se preparara mejor, pero los fines de semana él competía con las divisiones menores, con el compromiso que debía mantener su buen nivel.Siempre cumplió, no se sintió más que nadie, fue humilde y los muchachos en el plantel profesional lo acogieron. Cuando llegó el momento de hacerlo debutar fue por condición y no por la reglamentación que había en ese momento. Su primer partido fue ante Envigado, lo hizo bien y se ganó un puesto. En 2011 sería campeón e iría al exterior”, recuerda su primer DT en el profesionalismo, quien cree que si se da su llegada a Nacional, será algo temporal, “porque tiene talento para estar más tiempo en Europa. Si llega sería para recuperarse, impulsarse y seguir volando. En este Nacional de Reinaldo encajaría muy bien”.