América se metió entre los ocho