Crónica del accidentado partido entre Cali y Quindío