Wason Rentería y Román Torres, ¿presión mediática?