Wilson Carpintero: tenemos la ilusión de volver

Con el 2-0 conseguido en la ida de la gran final de la B, Wilson Carpintero sabe que están muy cerca de regresar a la primera división del FPC.

El delantero Wilson Carpintero registra siete anotaciones con el Deportes Quindío este semestre. /El Espectador

“Cada gol me ha permitido brindarle una alegría a la gente y eso me llena de orgullo”, cuenta con satisfacción Wilson Carpintero, uno de los artilleros del Deportes Quindío y quien a pesar de no haber marcado en el primer duelo de la gran final del torneo de ascenso, en el que su equipo derrotó 2-0 a Jaguares de Córdoba en el Centenario de Armenia, este experimentado artillero fue una de las grandes figuras del compromiso.

Como en sus mejores épocas, el delantero atlanticense de 37 años de edad, se encargó, con sus diagonales, de abrirle los espacios a sus compañeros en el ataque. El equipo lució ordenado tanto en defensa como en ataque. Tal vez, la experiencia que el “pájaro”, como se le conoce popularmente, le ha servido al conjunto cuyabro para alcanzar paso a paso los objetivos que se trazaron a principio de la temporada.

Los consejos que le da a los más jóvenes de la plantilla, aunque a él no le guste reconocerlo, han sido fundamentales para encarrilar al equipo hacia la primera división del fútbol profesional colombiano. “Es una gran satisfacción estar acá, trato de disfrutar cuando estoy en la cancha, siempre intento aportarle lo que más se pueda al equipo. Todos somos merecedores de cosas buenas, tenemos la ilusión de volver. Cada uno tiene un compromiso que es devolver al equipo a la primera división”, comenta Carpintero, quien registra siete tantos con el Quindío este semestre.

La semana pasada, el conjunto dirigido por Miguel Augusto Prince se coronó campeón del segundo semestre, tras derrotar a Rionegro con autoridad. Ahora, ante Jaguares de Córdoba, sacó una ventaja de dos goles que lo dejan con un pie en la máxima categoría de nuestro balompié.

Sobre el primer juego de la final, el delantero atlanticense expresó: “Fue un partido complicado de final, donde cada equipo defiende sus intereses, hemos enfrentado a un gran rival que venía a buscar su resultado. De parte nuestra sabíamos que debíamos conseguir el resultado en nuestra casa. Gracias a dios lo pudimos hacer y ahora sólo queda recuperarnos bien físicamente para estar a punto el próximo domingo. La cancha no se prestaba para hacer buen fútbol, pero eso es para los dos, sacamos la ventaja y faltan 90 minutos en donde sabemos que no será para nada fácil”. “El próximo partido va a ser muy difícil. La cancha, la localía de ellos, el clima; sin embargo, uno como jugador profesional debe acostumbrarse siempre a eso. Así es el fútbol, y uno está expuesto a este tipo de cosas. Yo tengo que cumplir con la tarea de un delantero, mi idea es que los defensas no jueguen cómodos y si me dan la oportunidad pues convertir”, dijo Wilson Carpintero, quien agregó: “Tenemos que disfrutar con mesura, fue una victoria importante, pero nada está dicho todavía. Lo importante es lo que viene y hay que saberlo asumir con más seriedad y responsabilidad”.

Y es que tras su caída a la Primera B por la mala campaña de 2012, Quindío cuenta con tres grandes posibilidades para retornar en 2015 a la primera división.

La primera opción se concreta este domingo a las 3:30 p.m., en el estadio Municipal de Montería, cuando el equipo del ‘pájaro carpintero’ dispute el segundo juego de la gran final del torneo de la Primera B.

Sin embargo, de no coronarse campeón en la gran final del año, Quindío podrá buscar su tiquete a la A en la promoción. En ella estará el subcampeón de la Primera B y el penúltimo en la tabla del descenso de la A en el año 2014, que es Universidad Autónoma de Barranquilla.

Esta opción tiene una particularidad. Sobre el papel, se miden un elenco de la A que pasa por un mal momento y que se salvó por muy poco del descenso y un conjunto de la B que viene en buen momento y estuvo cerca de ascender.

Por último, el tercer chance del cuadro orientado por Prince son los cuadrangulares que la Dimayor creó y que les brindará la oportunidad a elencos tradicionales de la A y que hoy están en la B de retornar a primera.

Los presidentes de los ocho clubes, junto al máximo ente del fútbol colombiano, llegaron a un acuerdo para que la fase que definirá los dos equipos que completen los 20 para la temporada 2015, se juegue en los estadios de Techo y El Campín de Bogotá, el próximo año, el 14, 19 y 21 de enero.

Pero sin lugar a dudas, una de las mejores opciones que tiene el Deportes Quindío es contar con un delantero de experiencia como Wilson Carpintero, quien con trabajo, sacrificio y goles, se ha ganado un lugar de privilegio en el plantel profesional.