12 años después, el ‘Profe’ Montoya recuerda el título de la Libertadores con Once Caldas

‘El Campeón de la Vida’ reveló detalles del 1 de julio del 2004, día en el que sus dirigidos vencieron en la final del torneo continental a Boca Juniors.

Luis Fernando Montoya, técnico campeón de la Copa Libertadores 2004 con el Once Caldas. / Archivo

El 1 de julio de 2004 es la más importante en la historia del Once Caldas de Manizales: conquistó la Copa Libertadores de América, tras vencer por penales a Boca Juniors en la final. Luis Fernando Montoya, director técnico de aquel equipo, en diálogo con Win Sports recordó  lo sucedido ese día. (Lea también: Elkin Soto se convertirá en jugador del Once Caldas)

“La noche anterior habíamos tomado mucho tinto y habíamos hablado mucho. Nos acostamos como a la 1 y media o 2 de la mañana. Al otro día nos levantamos temprano pensando en el compromiso pensando que todo tuviera un buen desenlace”, relató ‘El Campeón de la Vida’, quien en diciembre de ese recordado 2004 recibió dos impactos de bala en un asalto.

“Los jugadores se sentían tranquilos con lo que teníamos. Le vi la cara a cada uno de ellos y los veía sonrientes y alegres. De las cosas sencillas, hicimos algo grande. El trabajo de todos. Siempre los recuerdo con ese hermoso”, agregó el ‘Profe’ Montoya, que además contó una particular anécdota: “”A la merienda, le quería dar una sorpresa a los muchachos y ordené una mazamorra con panela picada. Los futbolistas estuvieron felices. Varios pasaron a jugar billar y después tuvimos la charla con el psicólogo y motivado Alfonso Sosa”.

Sobre los detalles que podían incidir en el partido de vuelta de la final contra Boca Juniors, con el que el Once Caldas igualó sin goles en la ida, el exentrenador reveló: “Estábamos contento por la cancha, que iba a estar húmeda y el balón iba a correr más rápido. Se nos podía facilitar a nosotros y dificultarse a Boca Juniors”.

Montoya dijo sobre la lista para la definición desde el punto blanco: “Todo estaba programado y definido desde la práctica en los días anteriores”.

Once Caldas estuvo a punto de ganar la Copa Intercontinental frente al Porto de Mourinho, pero un penalti errado del argentino Jonathan Fabbro, se lo impidió. “El momento en que Fabbro va a patear el penalti, yo estaba convencido de que lo hacía. Le pegaba muy bien al balón. Le hago una seña a Panelo (Valencia) diciéndole que creo que ganamos. Patea y pega en el palo. Hasta ahí tuvimos la ilusiones. Fue un equipo aguerrido, que se mantuvo bien en el transcurso del partido”, manifestó Montoya.

Finalmente, Luis Fernando Montoya, columnista de El Espectador, dijo sobre el arquero Juan Carlos Henao: “Lo que mejor lo tiene es que es un gran ser humano, que es muy dedicado a la profesión, a lo que hace y lo hace con amor y alegría. Por eso, triunfó y logró algo muy importante que fue haber llegado a Santos de Brasil”.