Abel Aguilar, sancionado en Hércules por conducir en estado de embriaguez

El colombiano triplicó los límites permitidos en un control de alcoholemia hecho por la policía de tránsito.

El Hércules ha abierto un expediente sancionador al futbolista colombiano Abel Aguilar por saltarse el régimen interno de conducta después de que el jugador triplicara la tasa de alcoholemia en un control de tráfico en la noche del martes al miércoles.

Abel Aguilar se sometió a un juicio rápido después de que en un control de alcoholemia diera una tasa de 0,72 miligramos por litro de aire respirado, cuando el límite permitido es de 0,25.

El jugador reconoció su culpabilidad en el juicio y aceptó una condena de ocho meses y dos días de retirada del carné de conducir y una multa de 960 euros.

El Hércules, según ha explicado en una nota oficial remitida jueves, ha abierto un expediente sancionador a Abel Aguilar después de conocer por medio del propio jugador que “fue sancionado por la Policía Local este martes tras someterle a un control de alcoholemia, en el que dio el resultado de positivo”.
 
El comunicado emitido por el club alicantino explica que el internacional colombiano “se ha mostrado arrepentido” y ha asegurado “que no volverá a suceder más” un hecho de esta gravedad.

Al mismo tiempo, señala que Aguilar “ha ofrecido disculpas al cuerpo técnico, compañeros, directiva y, especialmente, a la afición por este incidente protagonizado la pasada noche, tras una cena organizada por el equipo”.

El club también ha remitido unas palabras de Abel Aguilar en las que solicita el perdón de todo el Hércules y su entorno.

“Deseo pedir ofrecer a la gran familia herculana. Puedo asegurar que no volverá a repetirse. Espero que se dé un resultado positivo en Sabadell y sirva para olvidar a todos lo ocurrido y pasar capítulo. Agradezco el apoyo del mister, de todos mis compañeros y del propio club”, dice el comunicado en boca de Aguilar.