Adiós a Steven Gerrard

Anfield se prepara para despedir al gran capitán, que abandona el Liverpool tras 17 temporadas defendiendo a los 'reds'.

Operarios colocan un mural con el rostro de Gerrard en Anfield. Foto: AFP

Muchos no se lo creerán hasta que lo vean abandonar el campo por el túnel de vestuarios. Sólo en ese momento notarán un vació inmenso. Tan largo como su imponente figura, que no volverá a pisar el césped. Será el final de una época para un equipo y su capitán. Un descabezamiento dramático. 17 temporadas en el primer equipo, 26 años vistiendo la misma camiseta roja del Liverpool que mañana dejará en la lavandería de Anfield para no volverla a recoger. Steven Gerrard se despedirá del Liverpool ante el Crystal Palace (18.30, C+ Liga de Campeones/Gol Stadium), en su último partido con el equipo de sus amores. Se irá el capitán, Mr. Captain para sus compañeros y aficionados.

"Estoy muy orgulloso de lo que conseguí aquí. Todos los trofeos que gané me traen grandes recuerdos. Tristemente, no pude ganar la Premier League, pero ahora no puedo hacer nada al respecto. Quizá sea lo único que lamento, pero viendo las cosas en grande: un niño que soñaba con jugar en Liverpool mucho tiempo, más de 700 partidos... He conseguido más cosas de las que pensé", señaló Gerrard, consciente de que le espera un baño de multitudes tal que se recordará en la historia de la Premier League durante muchos años. También lo recordarán aquellos que deseen participar del adiós del capitán red, pues las entradas, que partían desde las 40-50 libres (55-70 euros) han alcanzado un valor en la revente superior a las 1.324 libras (1.860 euros).

"No tengo claro qué va a pasar cuando termine el partido. Me sentiré muy extraño. Voy a extrañar jugar en Anfield, jugar frente a los aficionados, jugar con mis compañeros... Será muy emocionante, el plan es estar juntos y evitar las lágrimas", confió el inglés, nacido en Whiston, un pueblo en el sur de Yorkshire hace 34 años y que entró a la Academia de los reds con sólo nueve años para no salir hasta hoy. Gerrard se marcha a la MLS estadounidense para jugar en Los Ángeles Galaxy donde coincidirá con Robbie Keane, con el que compartió vestuario en la temporada 2008-2009.

"Carragher (otro de los referentes de la última década en el Liverpool y que se retiró en 2013) me dijo que no llore. ¿No puedo? Realmente no sé qué pasará. Nunca he estado en esta situación, así que no estoy seguro. No quiero llorar. Quiero mantener a raya, pero estoy temiendo el momento en que llegue el pitido final", se jactó el inglés, cuestionado interminablemente por el que será su último contacto con la afición del Liverpool.

Con un palmarés al que sólo la falta la ansiada Premier League (tres Copas de la Liga, dos FA Cup, una Community Shield, dos Copas de la UEFA, una Liga de Campeones y dos Supercopas de Europa), mañana cumplirá su partido 700 con el Liverpool, con el que acumula 180 goles, siendo el tercer jugador que más veces ha vestido la camiseta de los reds y ocupando el sexto puesto en la lista de goleadores de la historia del club de Merseyside. Además, ha defendido la camiseta de la selección de Inglaterra en 114 ocasiones y con la que ha disputado tres mundiales.

"Extrañaré todo, a los aficionados, al staff, Melwood (campo de entrenamiento), mis compañeros, todo", aseguró el medio inglés. Seguramente sus recuerdos serán tan intensos como los que quedarán marcados en la memoria de The Kop, la mítica grada de Anfield. Un rincón de Anfield al que le arderán las manos de tanto aplaudir a su capitán. Al que por más que lo intente se le caerán las lágrimas.