Agónico triunfo de Inglaterra sobre Gales

Sturridge al minuto 92 marcó el tanto que le dio el triunfo a los ingleses 2-1 en el segundo encuentro en la Euro 2016.

Sturridge celebra el gol que le dio el triunfo a Inglaterra sobre Gales. Foto: AFP

Agónico. Así resultó el partido entre Inglaterra y Gales por el grupo B de la Eurocopa 2016. Los ingleses dominaron, pero no concretaron. Como contra Rusia sufrieron más de lo debido pero en esta ocasión el fútbol sí los premió: un gol de Sturridge al minuto 92 le dio el triunfo a los dirigidos por Roy Hodgson, que sumaron sus primeros tres puntos en el torneo y los ubica lideres del grupo B con cuatro puntos. (Vea también: Gareth Bale y un gol que iguala una marca de Platini y Hässler)

Fue un encuentro emocionante y con mucha pasión, sobre todo en las gradas, entre dos aficiones que se detestan, aunque el encuentro transcurrió sin incidentes. Los primeros minutos fueron de típico juego británico, mucha fuerza, presión y balones aéreos. La primera ocasión, y la más clara de la primera parte, fue para los ingleses. Un rechace de la defensa a saque largo del portero galés Wayne Hennesey, cayó en la bota de Harry Kane, que lanzó en profundidad a Adam Lallana y éste, al pisar el área, centró pero Rasheed Sterling, en boca de gol y con el portero batido, la echó por encima.

A medida que pasaban los minutos, Inglaterra se adueño del balón y dispuso de varias ocasiones, aunque no tan claras como la de Sterling. Wayne Rooney disparó de lejos pero alto en el 13, Kane remató también por encima del larguero en una falta directa al 22 y Gary Cahill cabeceó un tiro de esquina a las manos de Hennesey cuatro minutos más tarde. Parecía que era el momento de Inglaterra, que tenía todo controlado ante un rival que apenas pisaba el área contraria, pero los galeses aprovecharon un tiro libre, a unos 25 metros, que lanzó Bale y sorprendió por bajo a Hart.

En el descanso, Roy Hogdson cambió a su pareja de atacantes, dando entrada a Jamie Vardy y Daniel Sturridge por Kane y Sterling y su apuesta resultó ganadora, ya que ambos hicieron posible la remontada. En una jugada que comenzó en un lanzamiento de esquina y tras varios rechaces, Vardy se encontró un balón en el área pequeña y la remató a la red. Los galeses protestaron al considerar que había fuera de juego, pero el pase al delantero del Leicester procedía del capitán Galés Ashley Williams, por lo que no había posición antirreglamentaria.

Gales apenas salía de su área ante el asedio inglés, pero en el minuto 73, Hogdson decidió el cambio de Lallana, el único hombre junto a Rooney en canalizar el juego de los Pross, por el joven delantero Marcus Rushford, y los ingleses se quedaron sin quien suministrar balones a los delanteros. Sin embargo, la suerte acabó sonriendo a los ingleses en el descuento. Una combinación acabó en los pies de Sturridge y el delantero del Liverpool acertó a meter la pierna derecha para batir a Hennessey y dar el triunfo a su equipo.

Con estos tres puntos, Inglaterra se coloca líder del grupo B con 4 unidades, mientras que Gales y Eslovaquia suman tres y cierra Rusia con una sola. Curiosamente, si los ingleses derrotas a los eslovacos en la última jornada, a Gales le serviría el empate para clasificarse para los octavos de final.