Águilas Doradas, eliminado de la Sudamericana en el último minuto

El equipo colombiano fue superado por Emelec de Ecuador con un global de 3-2.

AFP

Con un agónico gol en el minuto 93, Emelec venció por 2-1a Águilas Doradas en el partido de vuelta por la primera fase de la Copa Sudamericana, disputado este martes en Guayaquil, con lo que avanzó a la siguiente etapa del torneo.

Los tantos del equipo ecuatoriano fueron marcados por Fernando Giménez (4 y 90+3 minutos) y el de los colombianos por Johan Fano (60), en un partido que estuvo al filo de la definición a través de los tiros desde el punto de penal.

El plantel ecuatoriano selló su pasaporte con un global de 3-2 luego de empatar 1-1 en el cotejo de ida jugado hace una semana en Pereira.

En la segunda etapa del certamen, Emelec medirá fuerzas con el ganador de la llave entre Universidad Católica y River Plate de Uruguay, que en el cotejo de ida venció por 1-0.

Giménez, héroe del Emelec

Giménez marcó mediante un derechazo que propinó sin dudar apenas le llegó el balón por iniciativa de Mena, quien desde el pitazo inicial estuvo incisivo por la banda diestra, por donde se adentró cuantas veces quiso.

El peruano Fano marcó el 1-1 a los 60 minutos aprovechando un débil despeje emelecista, que llegó a los pies de uno de los visitantes para volver a mandar el esférico hacia arriba.

Fano tomó entonces la bola con la cabeza para anotar una vez que venció al portero azul Esteban Dreer, quien salió apurado y no pudo atraparla a pesar del brinco que pegó.

Giménez apareció como el salvador de Emelec a los 93, luego de que el árbitro dispusiera cuatro minutos de descuento. El guaraní conectó un misilazo con su botín izquierdo desde media distancia, el cual tuvo una trayectoria cruzada y hacia el ángulo zurdo del cancerbero aguileño.

El cotejo, celebrado ante unas 15.000 personas, se puso emocionante desde el minuto 2, cuando el mediocampista Mena ya avisó del peligro que representaba para la valla de las Águilas de Pereira, en la que tuvo duro trabajo el arquero argentino Osvaldo Cabral.

En esa ocasión, Mena -autor del gol emelecista para el empate 1-1 en el duelo de ida- ingresó sin complacencia por su costado para mandar un centro hacia el área chica y crear confusión en la zaga, sin que el ariete Miguel Escalada (de origen argentino) pudiera anidar.

En mitad de cancha, los pereiranos mostraron ímpetu en su intento por equilibrar las fuerzas pero arriba pudieron generar pocos ataques liderados por el artillero argentino Silvio González.

Aunque voluntariosos, el esfuerzo de las Águilas Doradas fue en vano y una y otra vez debieron replegarse para despejar el peligro.

Emelec, actual monarca del fútbol ecuatoriano y clasificado con anticipación a la final del torneo de 2014, hizo méritos para golear, pero la suerte le dio la espalda... hasta que apareció Giménez para sellar el triunfo en los segundos finales.