Al Barcelona lo salvó San Pedro

Real Madrid, Borussia, Bayern Munich y los catalanes, en semifinales de la Liga de Campeones. Mañana es el sorteo.

Qué susto pasó el Barcelona. Mucho más dramática de lo esperado resultó la clasificación del club azulgrana a las semifinales de la Liga de Campeones de Europa, que se jugarán del 23 de abril al 1º de mayo.

Mañana se realizará el sorteo que determinará los emparejamientos entre Real Madrid, Borussia Dortmund, Bayern Munich y el club catalán, que ayer dejó en el camino a un aguerrido Paris Saint Germain, tras empatar la serie 3-3. Barcelona avanzó por el gol visitante, pues igualó 2-2 en la capital francesa y ayer igualó 1-1 en el Nou Camp.

PSG, que jugó mejor en el primer tiempo, se fue en ventaja con una anotación del argentino Javier Pastore, a los 50 minutos. Eso obligó al ingreso de Lionel Messi, quien sufre problemas musculares y por eso no fue titular en el Barça.

Con La Pulga en la cancha, los azulgranas reaccionaron y lograron el empate, por intermedio de Pedro, artífice de la sexta clasificación consecutiva de su equipo a semifinales del torneo.

Después del empate, PSG no inquietó el arco de Víctor Valdés y pesó el esfuerzo físico que realizó durante todo el juego.

El otro cupo a las semifinales lo consiguió el Bayern Munich alemán, que ganó 2-0 en su visita a la Juventus de Turín y en el agregado se impuso 4-0.

Finalista de la edición 2010, el conjunto teutón llegó a Italia con la ventaja del 2-0 en casa y supo aguantar la arremetida de la Veccia Signora en la primera mitad del juego. Después se soltó más al ataque y anotó por intermedio del croata Mario Mandzukic, a los 64 minutos.

Juventus ni siquiera tuvo argumentos para reaccionar, mientras el Bayern, aún más tranquilo, se montó definitivamente en el juego, al punto que anotó un gol más en tiempo de descuento, por intermedio del peruano Claudio Pizarro.

Los rojos, que ya lograron el título de la Bundesliga, esperan ganar la Champions para recuperarse de la dolorosa derrota en su estadio, el Allianz Arena, en la final de 2012 ante el Chelsea de Inglaterra.