Albania sorprendió, venció a Rumania y la eliminó de la Euro

El seleccionado albano derrotó 1-0 al cuadro rumano y mantiene las esperanzas de clasificar a octavos como uno de los mejores terceros.

El conjunto albano derrotó a Rumania. Foto: AFP

Albania consiguió la primera victoria de su historia en un gran torneo internacional al superar 1-0 a Rumanía en el cierre del grupo A de la Eurocopa, este domingo en Lyon, aunque tendrá que esperar para saber si se clasifica como uno de los mejores terceros, mientras que su rival quedó eliminado tras este revés.

Armando Sadiku, con un remate de cabeza a centro de Ledian Memushaj en el minuto 43 logró el único tanto. El rumano Florin Andone estrelló en el 76 un potente disparo en el larguero, que pudo haberlo cambiado todo.

Los albaneses, que mantenían su contador a cero, suman 3 puntos y acaban como terceros, pero dependerán de los resultados del resto de grupos para saber si siguen en el torneo.

"Soy optimista, lo merecemos. Hemos demostrado que podemos jugar este tipo de partidos, ante rivales de calidad", afirmó el seleccionador italiano de Albania, Gianni De Biasi, sobre esa posibilidad.

En la llave A, Francia (7 puntos), que llegó a esta jornada ya clasificada, cumplió la misión de terminar líder tras empatar 0-0 ante Suiza (5 puntos), que avanzó a octavos como segunda.

Albania había perdido ante los suizos (1-0) y los franceses (2-0) en los dos primeros partidos, con lo que estaba contra las cuerdas, pero consiguió mantenerse por ahora con vida en un torneo al que llegó como uno de los invitados sorpresa.

Rumanía, por su parte, había perdido 2-1 en el choque inaugural ante los anfitriones y empatado 1-1 contra los suizos, con lo que se va con un pobre balance. En sus cuatro Eurocopas anteriores sólo consiguió superar la primera fase en una, en 2000, y esta vez abandona de nuevo la competición a las primeras de cambio.

En el principio del partido, Rumanía tuvo las primeras ocasiones, por medio de Ovidiu Hoban (minuto 5) y una volea de Nicolae Stanciu (8).

Gol y defensa férrea

Pero poco a poco los albaneses fueron despertando. Ermir Lenjani falló en el 23 una ocasión clarísima, con un disparo en solitario con toda la portería a su disposición, pero envió alto increíblemente el pase de Sadiku.

En el 35, Migjen Basha remató también alto solo en el área, en una jugada ensayada en un saque de esquina. Albania tuvo premio a su insistencia antes del descanso (43), cuando un centro de Ledian Memushaj fue rematado de cabeza por Sadiku, aprovechando una mala salida del arquero Ciprian Tatarusanu, mientras el central Vlad Chiriches intentaba sin éxito despejar bajo palos.

En la segunda mitad, Rumanía empezó muy nerviosa y se puso todavía más cuando perdió por lesión a su atacante Denis Alibec, retirado en camilla del campo en el 57.

Los albaneses, bien organizados atrás, aprovechaban las urgencias de su rival para hacer daño a la contra y Memushaj estuvo a punto de sentenciar con sendos disparos (63, 70), sin fortuna.

Andone envió un misil al larguero en el 76 que pudo haber dado esperanzas a los rumanos, pero Albania tuvo incluso las últimas ocasiones, incluido un remate de Mergim Mavraj que se fue fuera por poco en el 88.

"Una derrota es una derrota. Lo sentimos porque tuvimos ocasiones, comenzamos bien, controlamos el balón y por un error recibimos ese gol", lamentó el seleccionador rumano, Anghel Iordanescu.

En las gradas se produjeron incidentes menores, con el encendido de bengalas y el lanzamiento de una al campo en el fondo de los aficionados rumanos, tras el gol albanés, pero fue retirada rápidamente y el partido no tuvo que ser interrumpido.