Amaño de partidos en México, un delito que no es delito

En el balompié de ese país no existe una legislación o norma que regule y sancione este tipo de prácticas.

América de México vs. Monterrey partido de la última fecha del fútbol mexicano. Foto: AFP

Luego de consultar algunos expertos en derecho deportivo, el diario El Universal de México informó que el amaño de partidos en la liga de ese país no es considerado como un delito porque no transgrede ninguna ley.

Según informa el rotativo mexicano la persona o las personas que incurran en este tipo de prácticas, recibirían como máximo sanciones deportivas y habría impunidad frente a la ley. “En México han habido declaraciones que inducen a la posibilidad de que pudieran existir amaños para aligerar la carga de un equipo que está por descender. En caso de que se pudiesen comprobar, no constituye ilícito alguno, porque en el Código Penal, si bien se contempla el delito de fraude, este tipo de conductas no están tipificadas”, señaló el abogado penalista, Gabriel Regino García y agregó: “El arreglo de partidos sería impune. Puede que ser que exista un amaño, pero no existiría castigo, estaría en la impunidad total. En México, los legisladores no han avanzado tanto sobre este tema como sucede en países de Europa”.

Por otro lado se explica que en algunos países como en el caso de España, este tipo de conductas se han tipificado. En el Código Penal español, más específicamente en el Artículo 286 Bis, la “Corrupción entre particulares”, afirma que habrá un castigo de prisión de entre seis y cuatro años; inhabilitación de uno a seis años y multa del triple del valor del beneficio o ventaja a los directivos, administradores, empleados de una entidad deportiva que tengan por finalidad predeterminar o alterar de manera deliberada y fraudulenta el resultado de una prueba, encuentro o competición deportiva profesional”.

La importancia de que los amaños sean delitos

La preocupación por los partidos amañados surgió en Italia en 1987. Luego fue Portugal en 2007 y finalmente España en 2010.

“En Europa se han dado numerosos casos de fraude, no tanto en amaño de juegos sino en asuntos de apuestas, y la UEFA emitió una resolución hace unos años en la que solicitaba legislar sobre el asuntoa cada federación”, indicó el español Juan de Dios Crespo, director del departamento deportivo del Despachi Ruiz-Huerta y Crespo Asociados.

Crespo también explicó que esta resolución no fue de carácter obligatorio, pero algunas federaciones como la española entendieron la importancia del asunto y recogieron las recomendaciones de la UEFA. “Al tipificar la “corrupción entre particulares”, en el fútbol español, y los demás deportes o prácticas profesionales, la policía tiene facultades para investigar los amaños. Razón por la que es vital la especificación de ilícito en las leyes de los países para combatir este fenómeno que actualmente está en el ojo del huracán del mundo”, dijo el abogado español.

Por último este experto en temas de delitos en el deporte señaló que: “Es difícil que la vía deportiva vaya sola porque las pruebas son más fáciles de conseguir por la vía penal. Las federaciones no tienen la posibilidad de buscar las cuentas corrientes; mientras que el Estado, a través de sus investigaciones policiales y fiscales, consigue obtener valiosa información. La vía deportiva está a la espera de lo que obtenga la vía penal”.

Casos como el del fútbol mexicano, y ejemplos como el de la Liga Española abren un debate en el mundo deportivo acerca de si los campeonatos se deben regir solamente con las reglas internas de su organización o se debe acoplar un marco legal externo donde se rinda cuentas a las autoridades y estas a su vez colaboren en asuntos de transparencia y juego limpio.

Lea aquí el artículo completo:
http://www.eluniversal.com.mx/deportes/2015/amanio-de-partidos-no-es-delito-en-mexico-1092156.html

Temas relacionados