La ambición y confianza de Cristiano Ronaldo para llegar a la cúspide

Odiado y amado, pero la obsesión del ex Manchester United por ser el mejor es indiscutible. Este sábado anotó el gol 500 de Real Madrid en la Champions.

Cristiano Ronaldo terminó como goleador de la edición 2017 de la Champions, con 12 goles.AFP

Una ambición sin límite, y una confianza en sí mismo sin fisuras, además de una capacidad de abstracción de los problemas extradeportivos, unidos a su portentoso físico y a su facilidad para el gol, han llevado al portugués de nuevo al escalón más alto del planeta fútbol.

Detestado por unos y adorado por otros, generalmente coincidiendo si se trata de seguidores del Barça o del Real Madrid, el astro portugués ha sumado entre el 2016 y el 2017 a sus tradicionales estratosféricos registros goleadores dos triunfos que no se producen con asiduidad y menos en un mismo año: dos conquistas de la Liga de Campeones de clubes y de la Eurocopa de selecciones.

A Cristiano lo acoge la ambición y confianza en sí mismo. Esas cualidades lo impulsaron a ganar el premio "The Best" como el mejor del 2016.

"Si todos estuviesen a mi nivel, seríamos posiblemente primeros", había lanzado en febrero luego de perder en el Bernabéu un partido de liga ante el Atlético de Madrid. Menos de tres meses después, y ante el mismo rival, al portugués no le tembló el pulso en el quinto y definitivo penal del conjunto blanco, que daría al Real Madrid su undécima 'Champions'.

Este sábado, en Cardiff, anotó dos goles e impulsó la duodécima conquista merengue en el certamen de clubes más importante del mundo. Por responsabilidad, liderazgo, o por un bien entendido afán de aglutinar los focos sobre su esculpida figura, Ronaldo no es de los que rehuyen la responsabilidad en los momentos en los que más se le necesita.

Ni el fin de su relación con la modelo rusa Irina Sheik en 2015 pareció destraerle de sus obligaciones sobre el césped, como tampoco lo hicieron sus frecuentes viajes, de incluso un día, a Marruecos para reunirse con amigos y disfrutar de su soltería.

Si su espíritu altruista y sus gestos hacia jóvenes enfermos o discapacitados le granjearon a ojos de diversos observadores un prestigio moral superior al de su rival deportivo Leo Messi, condenado por la justicia española por evasión fiscal, los últimos datos destapados por el consorcio de medios europeos ciernen la sombra de la duda sobre su figura.

Aunque su fortuna económica está asegurada con una reciente ampliación contractual que le vinculará con el Real Madrid hasta 2021, cuando cuente con 36 años, y con la propiedad de diversos negocios como el recientemente inaugurado hotel en su Funchal natal.

Sus fieles son conscientes de que vendrán más galardones individuales, levante o no más títulos con el Real Madrid, e independientemente de sus estados de forma, la ambición y la confianza en sí mismo de Ronaldo permanecerán hasta que cuelgue definitivamente las botas.

Autor del 500 del Madrid

Cristiano Ronaldo consiguió el gol número 500 del Real Madrid en la Liga de Campeones desde su constitución con el formato actual en la temporada 1992-1993, según las estadísticas de la UEFA.

Ese tanto 500 fue el primero de la final de este sábado. Después Cristiano volvió a marcar, el 3-1 en el minuto 67. Antes había anotado el brasileño Casemiro (61), con lo que la cuenta se eleva a 502.

En esta edición, el Real Madrid había conseguido 32 goles antes de la final, lo que le convirtió en el equipo más efectivo ofensivamente.

Ningún equipo había llegado hasta el medio millar de tantos marcados en la Champions.

El Barcelona es segundo en esa clasificación tras su eterno rival, sumando 459, mientras que tercero es el Bayern Múnich, con 415.

Cristiano Ronaldo ya había hecho historia esta temporada al convertirse en el primer jugador en superar los 100 goles en este torneo (104 tras el primero de la final) y en marcar dos tripletes en dos eliminatorias consecutivas (contra el Bayern de Múnich en cuartos y frente al Atlético de Madrid en semifinales).

Con sus goles en el Millenium Stadium de Cardiff, Cristiano Ronaldo se convirtió además en el primero en marcar en tres finales de la Liga de Campeones de la era moderna.

El astro luso había anotado para el Mánchester United en 2008 y para el Real Madrid en la de 2014.

CR7 está todavía lejos de Alfredo Di Stéfano, leyenda del Real Madrid, que marcó en cinco finales de la Copa de Europa, el torneo antecesor directo de la actual Liga de Campeones.

Cristiano marcó siete veces contra Gianluigi Buffon, arquero de la Juventus, más que cualquier otro jugador en la Liga de Campeones, según la empresa estadística Opta.

Con su doblete de la final, el portugués suma 12 goles, lo que le permitió adelantar al argentino Lionel Messi (Barcelona, 11) en lo alto de la tabla de goleadores de este curso en el torneo.

- Clasificación de los equipos más goleadores en la historia de la Liga de Campeones (temporada 1992-1993):

1. Real Madrid 502

2. Barcelona 459

3. Bayern Múnich 415

4. Mánchester United 350

5. Arsenal 281

6. Juventus 264

7. Chelsea 249

8. AC Milan 231

9. Oporto 218

10. Lyon 187

11. Borussia Dortmund 166

12. Inter de Milán 148

13. París SG 146

14. Valencia 146

15. Bayer Leverkusen 137

- Jugadores que han marcado en más de una final de Liga de Campeones:

Cristiano Ronaldo con el Mánchester United en 2008 y con el Real Madrid en 2014 y 2017

Raúl con el Real Madrid en 2000 y en 2002 

Samuel Eto’o con el Barcelona en 2006 y en 2009 

Lionel Messi con el Barcelona en 2009 y en 2011 

Sergio Ramos con el Real Madrid en 2014 y 2016

Mario Mandzukic con el Bayern Múnich en 2013 y con la Juventus en 2017