Árbitro dirigió borracho en Uruguay y fue detenido

Raúl Mariño fue denunciado por golpear a un jugador menor de edad, en un compromiso de la cuarta división.

Captura de pantalla de YouTube.

Boca Juniors y Conventos, de Uruguay, disputaron la final de la cuarta división del fútbol de aquel país. El encuentro fue arbitrado por un polémico juez. (Así fue la impresionante atajada de Gianluigi Buffon a Carlos Bacca)

Raúl Mariño se cayó durante el juego, tambaleó mientras dirigía y fue denunciado por golpear a un jugador menor de edad, teniendo en cuenta que el compromiso lo disputaron jóvenes entre los 17 y 18 años.

El colegiado estaba bajo los efectos de alcohol y ordenó patear dos veces un penal a Conventos, lo que le permitió a este equipo igualar el partido, que terminó 1-1. (Vea también: El equipo de fútbol al que nadie quiere enfrentar)

Los asistentes al estadio Salesiano, de Cerro Largo, llamaron a la policía. Las autoridades arribaron al escenario deportivo y detuvieron a Mariño.

Temas relacionados