Argentina-Colombia: Un duelo para medirnos el aceite

Más allá del resultado, el equipo de José Pékerman afrontará este martes una prueba de carácter frente a Messi y compañía. Perder no sería dramático, porque el calendario de 2017 es favorable.

José Pékerman y James Rodríguez. Colombia depende de la lucidez de ambos. / EFE
José Pékerman y James Rodríguez. Colombia depende de la lucidez de ambos. / EFE

La selección de fútbol de Colombia tendrá este martes en San Juan (6:30, por el Gol Caracol) una verdadera prueba de carácter y jerarquía. Deberá enfrentar a una Argentina necesitada, pues apenas ha sumado dos de los últimos doce puntos que ha disputado. Pero sobre todo, tendrá la oportunidad de recuperar la credibilidad de la afición, un poco desilusionada luego de los dos decepcionantes empates en Barranquilla, ante Uruguay y Chile, partidos en los que jugó mal y dejó muchas dudas.

Y aunque los jugadores de la tricolor han insistido en los días previos en que “tenemos la obligación de sumar”, una derrota no sería dramática, siempre y cuando el equipo levante su rendimiento y muestre una idea futbolística clara.

Si Colombia pierde ante Argentina, podría terminar el año en la sexta casilla de la eliminatoria Suramericana al Mundial de Rusia 2018, porque Argentina la superaría, así como Ecuador y Chile, que juegan en casa y tienen buena opción de ganar.

Sin embargo, de las seis selecciones que luchan por los cuatro cupos de clasificación directa y uno más al repechaje, Colombia es la que tiene un calendario más favorable en 2017.

Aun sin sumar, la tricolor puede ir al Mundial si mantiene la tendencia histórica sobre los rivales que vienen. Recibirá a Bolivia, Brasil y Paraguay. Y visitará a Ecuador, Venezuela y Perú, por lo que no es descabellado pensar en que consiga 10 o 12 puntos más.

Uruguay, Argentina, Chile, Ecuador y el mismo Brasil tienen más enfrentamientos directos y se quitarán puntos. De hecho, dada la paridad en la tabla, el número mágico para clasificar no sería 30 puntos, como se calculó al principio de la eliminatoria, sino 28 o 29, siempre dependiendo de cómo se vayan dando los resultados fecha tras fecha.

Argentina y Bauza se juegan la vida

Colombia llegó el sábado a San Juan, unos mil kilómetros al occidente de Buenos Aires, con la intención de sumar y darle un golpe letal a la Argentina de Lionel Messi y el técnico Edgardo El Patón Bauza.

Si para Pékerman y sus muchachos un empate es buen negocio, para la albiceleste sería una absoluta tragedia y seguramente provocaría la salida del entrenador y de buena parte de los jugadores, muchos de ellos resistidos y criticados no solamente por la discreta campaña en la eliminatoria, sino por sus derrotas en las finales de Mundial de Brasil y las dos recientes copas América.

Para el juego habrá muchas novedades de parte y parte. Colombia no contará con los dos defensas centrales que venía utilizando, Óscar Murillo y Yerry Mina, el primero por sanción y el segundo por lesión.

Todo parece indicar que en su lugar actuarán Jeison Murillo y Éder Álvarez Balanta, aunque también está disponible Dávinson Sánchez.

Parece que el técnico Pékerman jugará con tres volantes de primera línea: Carlos Sánchez por el medio, Abel Aguilar por derecha y Daniel Torres por izquierda, para reforzar la marca.

La gran duda está en la zona de ataque. Una opción es que James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado actúen detrás de un delantero solitario, que sería Falcao. La otra es que juegue James con dos atacantes.

Argentina, por su parte, haría tres variantes con respecto al once titular que cayó 3-0 en Brasil el jueves. El defensa Gabriel Mercado, el volante Éver Banega y el delantero Lucas Pratto reemplazarían a Pablo Zabaleta, Enzo Pérez y Gonzalo Higuaín, respectivamente.

“Está claro que tenemos que arriesgar y ganar”, admitió ayer el técnico Bauza. “Hemos perdido puntos que no pensábamos y es normal que las críticas aparezcan y cada uno piense de una forma u otra. Ha habido muchas interpretaciones, pero estoy muy bien, con fuerza y con muchas ganas, convencido de lo que tenemos que hacer y esperando que se haga un buen partido”.

Bauza, exjugador del Júnior de Barranquilla, alabó el nivel de Colombia y aseguró que tiene claro qué debe mejorar su equipo para derrotarla: “Es un equipo con buenos talentos, como el nuestro, que respeta la pelota y sale a proponer. Tendremos que imponerle condiciones y, sobre todo, no brindarle espacios atrás, nuestro déficit está en que nos han anotado muchos goles últimamente, ocho en cuatro juegos”.

“Por la derrota que sufrieron contra Brasil pueden venir con mucha más hambre de conseguir los tres puntos, pero nosotros también sabemos que tenemos la necesidad de sumar”, aseguró Juan Guillermo Cuadrado, quien regresará al equipo luego de su ausencia frente a Chile.

José Pékerman, por su parte, admitió ayer que “en la eliminatoria todos los equipos tienen dificultades, cada partido es una historia distinta. Argentina viene con presión y nosotros tenemos que aprovechar esa situación. Me duele lo que pasa con la selección de mi país, pero en este momento soy colombiano y quiero ganar el partido”.

Colombia es tercera en la tabla, con 18 puntos, dos más que Argentina. Brasil (24) y Uruguay (23) son los de mejor campaña y los firmes candidatos a asegurar primero su clasificación. Los otros tres equipos que están en la pelea son Ecuador (17), Chile (17) y Paraguay (15), aunque Perú podría meterse en la conversación en caso de derrotar en Lima a Brasil.

Chile recibirá a Uruguay con la obligación de ganar para darle verdadero valor al punto que sacó en Barranquilla, mientras que Ecuador será local frente a Venezuela. Paraguay tiene prohibido perder en La Paz si quiere seguir soñando con ir a Rusia.